Competición
  • Champions League

Logo Eurocup

EUROCUP | 7ª JORNADA

Luca Banchi ya no es el entrenador del Lokomotiv Kuban

El técnico italiano, que llegó a Krasnodar el pasado verano procedente del AEK, ha sido destituido por los malos resultados del equipo en Europa.

Luca Banchi ya no es el entrenador del Lokomotiv Kuban

El Lokomotiv Kuban ha anunciado este viernes en Twitter la rescisión del contrato de su técnico, Luca Banchi. Banchi, de 54 años, se incorporó al equipo de Krasnodar este verano tras haber entrenado al AEK de Atenas, pero los resultados hasta ahora han sido dispares. A pesar del buen ritmo que el equipo llevaba en la VTB United League, en la que han ganado tres partidos y han perdido dos, los malos resultados del Lokomotiv en la Eurocup, donde han ganado solamente dos partidos de seis y corren el riesgo de ser eliminados, han forzado el despido del técnico. “Los jugadores necesitan un nuevo impulso, y por lo tanto, debemos actuar con decisión e intentar salvar la temporada”, ha informado el club en un comunicado difundido por la agencia rusa Izvestia.

La derrota del Lokomotiv Kuban en su partido del miércoles frente al Reyer Venecia (66-61) fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de la directiva del club. Con este resultado, el club cae hasta la quinta posición del grupo B de la Eurocup, liderado por el Reyer Venecia y el Partizán, y se mete en serios problemas para continuar jugando la segunda competición continental. Por ello, este viernes por la mañana, se empezó a rumorear que el club ruso estaba buscando ya un sustituto para Banchi, y pocas horas después se confirmó la destitución y el comienzo de la búsqueda de un nuevo inquilino del banquillo del Basket-Hall de Krasnodar.

El técnico toscano se incorporó en verano al club de Krasnodar, después de que no se renovase el contrato del estadounidense Bob Donewald Jr., y de que los dos principales candidatos a sustituirle, Xavi Pascual y Aleksandar Dzikic, rechazaran las condiciones ofrecidas por el Lokomotiv Kuban. Banchi llegaba después de ganar la Copa Intercontinental de la FIBA con el AEK de Atenas, y con una buena carrera en sus espaldas, en la que había dirigido a equipos de la envergadura del Armani Milán y del Brose Bamberg, así como el Montepaschi Siena y la selección italiana, en las que trabajó como técnico asistente. Sin embargo, no ha tenido éxito en su aventura rusa, y vuelve a estar libre para buscar equipo.