Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

NBA | ROCKETS 102 - CLIPPERS 93

47 puntos de James Harden para volver a reivindicarse en Houston

Los Clippers probaron las mieles de la derrota por primera vez con Kawhi Leonard en cancha frente a unos Rockets con Harden a lo MVP.

James Harden
Troy Taormina USA TODAY SPORTS

Los Rockets han cogido carrerilla. No es algo nuevo, ya les pasó el año pasado. Inicio dubitativo que hace replantearse cosas pero sólo por nerviosismo, después llega una racha y se acaba la tontería. Ahora mismo, tras el 3-3, cinco victorias seguidas. Y James Harden batiendo más y más marcas de la NBA para volver a reclamar el sitio que alguien le ha quitado como MVP de la Liga

Ante los Clippers tocaba otra de ésas ante viento y marea. Llegaba Kawhi Leonard, el nuevo estandarte del Oeste; se iría con la primera derrota de los angelinos con él en cancha pese a cuajar una buena actuación (26 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias). También estaba Patrick Beverley, que forzó a 'The Beard' a un 0/6 en tiros más cuatro pérdidas cuando estuvo defendido por él pese a que Russell Westbrook, que cometió cuatro faltas en el primer cuarto, señaló tras el partido que "no defiende a nadie, sólo da vueltas sin sentido". Harden, contra los elementos

El partido empezó jugándose en la pintura, algo que podía guardar alguna reserva dados las herramientas. Clint Capela hacía daño al recibir el balón. La baja de Gordon abría camino a Ben McLemore y daba mas minutos a Austin Rivers, pero ninguno de los dos lo aprovechó. 15-3 de inicio hasta que salió Lou Williams, excelente a la hora de revolver los partidos y darles otro tono, para rebajar la euforia local. Se paró algo la hemorragia, pero no sanó esa herida hasta que se acercó el descanso; Kawhi dominando y a cinco (38-33, minuto 21). Tres triples seguidos, dos de Harden en lo que ya era un duelo bonito con Leonard, abrían la brecha de nuevo. 

Zubac ejerció como punto de conexión entre sus compañeros una vez más y los Clippers mejoraron. Fue con las manos de Russell Westbrook con las que apartarían a los Clips de su objetivo en un primer momento y con las que lograrían parar una segunda embestida con la que llegaron incluso a empatar (75-75, minuto 38). Con seis minutos por jugarse, por delante los visitantes. Era el momento de Harden más arriesgado y también del más acertado: asistencias tras regates, triples desde nueve metros y provocar el absoluto desquicie del entrenador rival, 'Doc', que acabaría expulsado para regocijo de su hijo Austin. 47 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias, otro espectáculo por el que vale la pena pagar una entrada del Toyota Center.