Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

NBA | SUNS 138 - NETS 112

Ricky (22+12) pasa por encima de Kyrie y los Suns siguen soñando

Los Suns arrollaron a los Nets en Arizona y acaban con otro coco mientras sueñan con algo más; Ricky le gana el duelo a Kyrie y Booker vuelve a destacar.

Los Suns quieren algo más. Es lo que ha quedado claro después de los primeros partidos de la temporada regular, en la que se han cargado a cocos como Clippers o Sixers, han tenido partidos igualados con aspirantes a playoffs como los Jazz, han arrollado a los Kings, o han sentenciado a equipos a la deriva como Warriors o Grizzlies. Solo los Heat, entrenados por un genio como Spoelstra, pudieron acabar con solvencia con una franquicia que ha estado muchos años en el averno pero que lucha desesperadamente por volver a la luz.

Algo que de momento parece que están haciendo. La victoria ante los Nets, otro de los equipos a seguir esta temporada, así lo ha confirmado. Los Suns se han vuelto a hacer fuertes ante su público y han ganado todos y cada uno de los cuartos de un encuentro sin historia del que salen reforzados y con unas sensaciones excelentes. Monty Williams, que está demostrando ser uno de los aciertos del verano, ha conseguido encontrar soluciones para suplir la baja de Ayton y le ha dado la batuta a un Ricky que está encontrando la redención en Arizona tras salir por la puerta de atrás de unos Jazz que hicieron pocos esfuerzos por retenerle.

Ante los Nets, Ricky fue el mejor del partido y pasó por encima de Kyrie Irving en su duelo particular, al que hizo desaparecer literalemente del mapa. El base de El Masnou acabó con 22 puntos, 4 rebotes, 12 asistencias y 2 robos en solo 29 minutos de juego. Unas cifras espectaculares que redondeó con un 10 de 16 en tiros de campo, un 2 de 4 en triples y 0 pérdidas (algo importantísimo). En total, +37 con él en pista, un dato que define perfectamente la influencia que está teniendo en el equipo.

Los Suns ya mandaban tras el primer periodo (37-30) y aumentaron la ventaja al descanso (68-50). No hubo reacción de los de Kenny Atkinson, todo lo contrario: los Nets recibieron 38 puntos más en el tercer periodo, cuando tiraron el partido. Irving ponía rumbo al banquillo cuando todavía quedaban 9 minutos para el final y no volvió a pista. Vio desde el ahí como los suyos intentaban sin éxito maquillar un resultado que acabó en paliza y que refleja que a los suyos todavía les falta mucho camino por recorrer si quieren optar a algo más que a unos simples playoffs en lo que queda de temporada. 

Ambos equipos fueron la noche y el día. Los Suns lanzaron por encima del 50% en tiros de campo una vez más (52,5) y con un 45% en triples (anotaron 19) perdiendo solo 7 balones. Tuvieron a siete jugadores con 10 o más puntos anotando todos los que disputaron algún minuto y Devin Booker fue de nuevo el máximo anotador y la pareja de Ricky en un ataque que funciona a la perfección con ambos en pista. El joven jugador se fue a los 27 puntos con 9 asistencias y los suyos acabaron con un +40 con él en pista. La influencia de ambos hombres es espectacular y Booker en concreto ha encontrado a su compañero ideal y por fin puede compatibilizar su buena estadística con un equipo que gana.

Los Nets fueron lo contrario. Un equipo sin alma que aunque no tiró mal (48%) en general sí lo hizo desde el triple (23). Dieron 10 asistencias menos que sus rivales (27 por 37) y perdieron 10 balones más (17) en un partido en el que no estuvieron en ningún momento. Irving se quedó en 15 puntos (4 rebotes y 5 asistencias) en 25 minutos con 7 de 16 en tiros y 1 de 6 en triples... y -31 con él en pista. DeAndre Jordan (16+12) Spencer Dinwidie (18) y Dzanan Musa (12) fueron de lo poco salvable de un conjunto que no defiende (recibieron más de 30 puntos en todos los cuartos) y que no fue capaz de parar a Ricky, Booker o Kelly Oubre Jr. (18+5) que sigue cuajando grandes actuaciones y se está metiendo a la afición en el bolsillo.

Los Suns suman y siguen. Van 6-3 en uno de los mejores inicios de los últimos años y con unas sensaciones desconocidas hasta entonces, con referencias sólidas en pista, un técnico con las ideas claras, fuertes en ataque y fiables en su pista. Es muy pronto para saber hasta dónde llegarán, pero está claro que los de Arizona están mostrando una nueva cara, una que no se veía en la franquicia desde hace casi una década. Los Nets y Kyrie por su parte van 4-5 y no carburan. No se puede decir que tengan problemas... todavía. O consiguen encontrar cierta regularidad o las voces opuestas a un proyecto que ha arriesgado mucho este verano empezarán a escucharse. La NBA es así. O estás o no estás. No hay puntos intermedios. Y menos con un jugador del talento y la mala cabeza de Kyrie Irving en el equipo.