Competición
  • Clasificación Eurocopa
ERA Nymburk ERA Nymburk
68
FIN
78
Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife

CHAMPIONS | 4ª JORNADA

Konate y Marcelinho mantienen al Iberostar invicto en Europa

El conjunto tinerfeño se impuso en Praga ante el Era Nymburk (68-78) y se coloca líder del Grupo C con pleno de victorias en la competición europea.

Triunfo de prestigio del Iberostar Tenerife en Praga ante el ERA Nymburk (68-78), en un partido muy igualado, pero en el que los aurinegros supieron dar el empujón final en el último cuarto para terminar ganando y mantenerse así invicto. los canarios no solo ganan dos puntos de prestigio ante el Nymburk, sino que además se quedan solos en el primer puesto del Grupo C. El equipo tinerfeño jugó un partido muy serio en Praga. Era consciente de la importancia del mismo y supo jugar con mucha tranquilidad y marcando el juego defensivo como clave para marcar diferencias.

El primer toque de atención visitante fue en el primer cuarto y tras un inicio igualado, pronto los tinerfeños se irían ocho puntos (9-17), aunque sería neutralizada por el equipo local que con un parcial de 8-2 se pondría dos abajo (17-19). Peterka, uno de los más activos en el juego de ataque local, anotaría la canasta para poner, de nuevo al Nymburk, por delante en el marcador (20-19) y sería el mismo jugador quien anotaría el punto 26 para su equipo y la máxima diferencia (26-21), lo que activó la alerta en el bando canarista.

Poco a poco se fue recomponiendo el conjunto de Txus Vidorreta y fue de nuevo tomando el control del encuentro. Santi Yusta puso a su equipo de nuevo por delante (26-27) y Fran Guerra remataría la remontada con un dos más uno para situar un parcial de 2-13 y el 26-34 en el marcador. Al descanso se llegó con pequeña ventaja para el Iberostar Tenerife (32-35) y aún todo por decidir y tal y como había trascurrido el encuentro, no había un favorito claro.

La conexión Huertas-Shermadini empezó a funcionar y dos jugadas entre ambos llevó de nuevo al Iberostar Tenerife mantener una renta de nueve puntos (37-46) que si bien los locales lograron reducir en varias ocasiones (55-56 y 57-58), lo cierto es que un nuevo "empujón" visitante acabó con las opciones de un rival que no tuvo fuerzas ni acierto para volver a meterse en el partido.