HOUSTON ROCKETS

Silver defiende a Morey en la crisis de China con los Rockets: "No controlaremos las opiniones"

El comisionado de la NBA Adam Silver no se retracta de su defensa a la libertad de opinión: "Si esas son las consecuencias, nosotros seguiremos fieles a nuestros principios".

Silver defiende a Morey en la crisis de China con los Rockets: "No controlaremos las opiniones"
GLYN KIRK AFP

El comisionado de la NBA, Adam Silver, se ha vuelto a pronunciar este mismo martes sobre la polémica que se ha generado a lo largo de esta semana entre los Houston Rockets y China. En su comunicado, ha defendido la respuesta de la liga al 'tuit' del manager general de los Houston Rockets, Daryl Morey, respaldando las protestas por la democracia en Hong Kong, y ha asegurado que su organización apoya la libertad de expresión sin respaldar necesariamente un punto de vista concreto. Posteriormente a esta declaración, la CCTV ha tomado la decisión de no emitir los partidos de exhibición de la NBA programados para esta semana en China. Lejos de retractarse, el comisionado de la liga declaró que seguirán manteniéndose fieles a sus valores a pesar de las consecuencias que supone este veto del canal chino.

En el comunicado oficial de este martes, Silver volvió a recalcar que Estados Unidos y China, a pesar de tener diferentes creencias y sistemas políticos, siempre han mantenido buenas relaciones. No obstante señala que la liga siempre ha luchado y lucha por mostrar unos valores entre los que se encuentra la igualdad, la libertad y el respeto. "Existen los valores que han sido parte de esta liga desde sus primeros días, y eso incluye la libertad de expresión. Es inevitable que la gente alrededor del mundo, incluyendo a América y China, tengan problemas y puntos de vista diferentes", justificó el comisionado, añadiendo por tanto que la liga no se centrará en censurar ni justificar una opinión ajena a la organización. "La NBA no se pondrá en posición de regular lo que jugadores, empleados y dueños de equipos dicen o no sobre estos temas. Simplemente no podemos operar de esa manera. No es el papel de la liga juzgar esas diferencias".

Es por ese motivo que la liga no se posiciona en contra de Morey, foco de la polémica: "Daryl Morey recibe apoyo en términos de su capacidad para ejercer su libertad de expresión. Acepto que también es el derecho de los gobiernos chinos y las empresas chinas reaccionar a esas palabras y, al menos desde mi larga experiencia en la NBA, tomará algún tiempo sanar algunos de estos problemas". Además ha instado a los jugadores a hablar sobre temas de preocupación general, incluida la brutalidad policial y la violencia armada.

El inicio de la polémica y las respuestas de China

El inicio de este problema ha desembocado en una crisis en la que han tenido que mediar desde jugadores como James Harden hasta la propia liga norteamericana. Fue precisamente la NBA la que emitió un comunicado anteriormente lamentando el mensaje de Morey, el cual decidió borrarlo al poco tiempo y aprovechó para pedir disculpas justificando que ese mensaje no representaba la idea de la franquicia sino algo personal. No obstante, esa disculpa de la organización generó una numerosa cantidad de críticas por parte de políticos estadounidenses, justificando que la actitud tomada por la liga, cediendo ante la presión ejercida por el país asiático, buscaba que no se rompieran las relaciones económicas que mantenían ambas partes.

A pesar de que, tanto la liga como la franquicia de Texas, tomaron medidas de inmediato para que este problema no llegara a mayores, el gobierno chino mostró su descontento absoluto con lo sucedido. Es por eso que ha decidido vetar a los Rockets: Tencent, empresa que tiene los derechos digitales de la NBA, no dará en streaming ningún contenido de la franquicia. Además, la empresa Alibaba, de la que precisamente es cofundador el dueño de los Brooklyn Nets, Joseph Tsai, no ofrecerá ningún tipo de merchandising de los Rockets en China. Por si fuera poco, todo ello ha generado daños colaterales que salpican a otros equipos: la cadena CCTV ha vetado los partidos de exhibición programados para esta semana, incluido el Nets-Lakers que se disputará en Shanghái este jueves. 

Esta última determinación se ha tomado en consecuencia a la declaración de Silver en el día de hoy. Y viendo lo caliente que está el panorama, todo apunta que no será la última palabra. Ni del gobierno chino, ni de la liga norteamericana.

Silver responde a la decisión de China de no emitir los partidos

Como era lógico, no se ha hecho esperar la respuesta de Adam Silver a la decisión de la CCTV de cancelar la emisión de todos los partidos de exhibición de la NBA previstos para esta semana. "Es una decisión desafortunada. Pero si esas son las consecuencias, nosotros seguiremos fieles a nuestros principios. Consideramos que es tremendamente importante mantener esos valores", apuntó el comisionado de la liga. 

Este asunto ha dejado de afectar a los Rockets, viéndose damnificados dos equipos que nada tienen que ver con el asunto: Nets y Lakers. Dada la gravedad que está tomando el asunto, Silver quiere reunirse con el personal indicado para ver en qué punto está el problema y ver cómo se puede resolver.