AS Monaco AS Monaco
82
FIN
66
BC Andorra BC Andorra

EUROCUP | 1ª JORNADA

El Andorra pierde en Mónaco en el estreno de la Eurocup

La buena actuación del alero estadounidense O’Brien, con 16 puntos, propulsó a los monegascos, que contaron también con una gran defensa.

El MoraBanc Andorra ha iniciado su andadura en la Eurocup con una dura derrota contra el AS Mónaco (82-66), en el primer partido del grupo A. El duelo entre principados se resolvió con un dominio casi absoluto de los locales, que encarrilaron el encuentro en el segundo cuarto, en el que obtuvieron un parcial de 28-19, y a su buena producción anotadora, con cinco de sus jugadores por encima de los 10 puntos. Los pupilos de Ibon Navarro, por su parte, no fueron capaces de transformar la mayor parte de los tiros que intentaron, sobre todo los triples, aunque soñaron con darle la vuelta al marcador gracias a un gran tercer cuarto en el que llegaron a estar a seis del Mónaco. El alero local J.J. O’Brien fue el máximo anotador del partido, con 16 puntos, y Dee Bost guió a su equipo a la victoria, mientras que Dejan Todorovic fue el mejor de los andorranos.

El segundo cuarto desequilibró el partido

Tras su derrota en el primer partido de la Liga Endesa frente al Valencia Basket, el MoraBanc Andorra consiguió vencer el sábado al Fuenlabrada, y llegaba a la Salle Gaston Médécin de Mónaco con el deseo de mantener la buena racha. Frente a ellos, jugaba el líder de la Liga francesa, que empezó el partido metiendo miedo gracias a cuatro puntos de Buckner y uno de O’Brien. Inmediatamente después, Todorovic recortó distancias gracias a un triple, pero esto fue una excepción, ya que el Andorra empezó a fallar tiros de tres, y esto fue aprovechado por el Mónaco para separarse en el marcador. Dos triples seguidos de Massenat y Clemmons y una gran internada de este último pusieron a los locales seis puntos por encima en el marcador. Pese a la charla que Ibon Navarro dio a sus jugadores en un tiempo muerto a 24 segundos del final del cuarto, el Andorra fue incapaz de recortar la distancia, y el cuarto finalizó con un marcador de 19-13 para los monegascos, con un dato particularmente sangrante para los visitantes: de los 10 intentos de triples, solamente entraron dos, un porcentaje de acierto del 20%.

Al comienzo del segundo cuarto, los andorranos hicieron por sacudirse de encima el dominio de los monegascos. Esto duró lo que tardó en aparecer Dee Bost, que anotó un triple y una canasta de dos en menos de un minuto. Aprovechando una falta personal de Todorovic, Ennis, que el año pasado jugaba en el Andorra, puso al Mónaco 10 puntos por encima. A partir de aquí, los locales se fueron distanciando cada vez más en el marcador, mientras que los visitantes perdían balones, no cerraban los rebotes y fallaban demasiados tiros, gracias en parte a la intensa defensa del equipo dirigido por Sasa Obradovic. Un mate impresionante de Ouattara levantó al Gaston Médécin y puso al Mónaco 47-32 en el marcador, es decir, 15 puntos de ventaja sobre un asfixiado MoraBanc Andorra. Así se llegó al descanso, con un equipo local cada vez más crecido, y con un Andorra que solamente aguantaba gracias a los 14 puntos de Todorovic.

El Andorra sueña con la remontada

La charla que Ibon Navarro debió de dar a los suyos en el descanso tuvo un efecto inmediato a la salida de los vestuarios. El Mónaco empezó el tercer cuarto como terminó el segundo: atacando. Sin embargo, un fallo de O’Brien desató una auténtica tormenta. A base de triples, sobre todo de Hannah, el MoraBanc Andorra consiguió reducir la desventaja a menos de 10 puntos, con un parcial de 0-6, y empezó a creer en el milagro. Pero duró poco. Dos canastas de O’Brien y Ouattara volvieron a poner la diferencia en 12 puntos y tranquilizaron a la afición monegasca, y pese a que el entrenador de los andorranos se desgañitaba a cada oportunidad que tenía para animar a los suyos, los visitantes fueron incapaces de levantar la cabeza. Clemmons, desde la línea de tiros libres, colocó la distancia máxima en el marcador, 16 puntos, y aunque el Andorra anotó cuatro puntos al filo del término del cuarto, el Mónaco logró llegar a los minutos finales con una renta de 12 puntos (67-55).

El último y definitivo cuarto fue el que menos historia tuvo de todos. Massenat y Walker, desde la línea de tres puntos, intentaron reenganchar al Andorra al partido, pero este entró en una dinámica que favorecía al Mónaco. El cansancio empezaba a notarse, y por ello los de Obradovic hicieron todo lo posible por dormir el partido. En estos minutos, brilló en el equipo local Yeguete, con cuatro puntos, que permitieron que los monegascos afrontasen los últimos instantes con calma. Desde la banda, Navarro hizo lo posible por insuflar ánimos a los suyos para que intentaran levantarse, pero ya no había nada que hacer. A 36 segundos del final, O’Brien se confirmó como el máximo anotador del partido gracias a una canasta de dos puntos que cerró el resultado final, una victoria del AS Mónaco por 82-66.

El MoraBanc Andorra intentará compensar la derrota de este martes en su enfrentamiento de la próxima semana contra el Ulm alemán. Sin embargo, antes, el equipo de Ibon Navarro recibirá en casa al FC Barcelona en la tercera jornada de la Liga Endesa, que se disputará el próximo sábado. El AS Mónaco, por su parte, defenderá también el sábado su liderato en la Liga gala frente al Choral Roanne Basket.