Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

NBA

Kawhi, a los Clippers: "O hacéis un equipo mejor o no voy allí"

LA Times desvela como se fraguó la operación del verano. Rivers le dijo a Ballmer: "Si Kawhi se va a los Lakers, tenemos que mudarnos a Seattle".

Los Lakers se hicieron, después de meses de tira y afloja con los Pelicans, con Anthony Davis, por fin una súper estrella al lado de LeBron James en L.A. Y durante algunos días tuvieron cerca la formación del big three definitivo, LeBron-Davis-Kawhi Leonard. Un arma de destrucción masiva que les hubiera puesto al frente de la NBA, tantos años después, justo en el verano en que Kevin Durant se había ido de los Warriors y el Oeste se abría de par en par tras un lustro de dominio de los de la Bahía, que además jugarán buena parte (como mínimo) de la temporada sin Klay Thompson. Pero finalmente, y después de seis días de rumores y carrera a tres bandas (Lakers, Clippers, Raptors), Kawhi eligió los Clippers y se llevó con él a Paul George. Dos californianos a los que se había relacionado con los Lakers y que acababan en la franquicia vecina, de pronto y por primera vez en su historia favorita al título. Un mal final para lo que había parecido un gran verano en los Lakers.

Los cómos y cuándos de la llegada de Kawhi a los Clippers se han ido desgranando en los últimos dos meses, pero ahora Doc Rivers, el entrenador de los angelinos, ha hablado de ello con una naturalidad casi cándida, y lo ha hecho con el periodista Arash Markazi para Los Angeles Times. ¿Cómo de difícil llegó a estar la operación? ¿Quién tuvo un papel trascendental? Mucho sobre la mesa en una historia que atañe principalmente al propietario, Steve Ballmer, al propio Rivers y a su sucesor en el cargo de presidente de operaciones, el exentrenador Lawrence Frank. Esto es lo más destacado de los hechos tal y como los vivió y los cuenta Doc Rivers, en primerísima persona:

LA PERSONA CLAVE EN LA OPERACIÓN: “Se me dio mucho mérito a mí, se le ha dado a Jerry West... pero el verdadero héroe fue Lawrence Frank. Fue el que hizo todo el trabajo”.

EL ACECHO A KAWHI LEONARD: “Fue Frank el que le dijo a Ballmer que empezara a ir a los partidos de los Raptors. Yo también fui a algunos... la liga nos advirtió de que no podíamos hacerlo, pero mandábamos personal a las gradas. Era algo extraño ver a Steve Ballmer sentado a pie de pista en Toronto, pero queríamos que Kawhi supiera que estábamos allí, que teníamos interés en él”.

LA CARRERA CON LOS LAKERS: “Nos reunimos con Kawhi en mi casa de Malibú y vimos que teníamos ventaja. Los Lakers habían preparado todo en sus instalaciones pero Kawhi les dijo que se verían en la habitación de su hotel. Pero a nosotros nos dijo que vendría a mi casa. Entonces supimos que quería jugar en los Clippers. En esa reunión me dijo que quería estar a mis órdenes y le dijo a Ballmer que le gustaba todo lo que estaba haciendo en la franquicia. Pero también que si no mejorábamos la plantilla no iba a fichar por los Clippers”.

PAUL GEORGE... O NADA: “Teníamos una lista de jugadores y quizá fue un error porque podía parecer que podríamos tener a quien Kawhi quisiera, y no era así. Pero él quería jugar con Paul George. Después de hablar con él no sabíamos cómo hacernos con George, pero sabíamos que teníamos que conseguir que viniera a los Clippers. Y también sabíamos que los Thunder y querían acabar con su proyecto y empezar de cero”.

LA OFERTA RÉCORD A LOS THUNDER: (Los Clippers acabaron dando cinco primeras rondas y el derecho a intercambiar otras dos, además de Danilo Gallinari y Shai Gilgeous Alexander). “Balmer estaba nervioso por ofrecer tantas primeras rondas pero le dije que dar todo eso por Paul George era una locura pero que en realidad era por George y Kawhi, porque o venían los dos o no venía ninguno. Así que era esa oferta por los dos y si se miraba así, parecía mucho más sensato”.

EL ÚLTIMO GOLPE DE EFECTO: “A mediodía del mismo día del traspaso la operación estaba muerta, no se iba a hacer. Lawrence Frank me llamó y me dijo que parecía que Kawhi seguiría en Toronto o se iría a los Lakers y eso, la opción de los Lakers, me puso de los nervios. No paraba de decirlo que era algo que no podíamos permitir. Y a Ballmer le dije en broma que si Kawhi fichaba por los Lakers tendríamos que llevarnos la franquicia a Seattle. Se lo dije de broma... pero lo pensaba de verdad. A las cuatro de la tarde se intentó otra vez y a la vez se volvió a caer. A las seis habíamos decidido asumir el fracaso y yo me iba a cenar con unos amigos cuando Frank me llamó y me dijo que había retomado las conversaciones”.

LAS EXPECTATIVAS: “Hemos ganado el verano... pero ahora queremos ganar la temporada. Lo primero está muy bien y es lo que te hace poder ganar lo segundo, pero todavía no hemos logrado nada. Ahora es cuando empieza el trabajo duro”.