Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

FINALIZADO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

HISTORIAS DEL MUNDIAL

Pau y Teodosic, las experiencias extremas de Garbajosa

El actual presidente de la Federación Española de Baloncesto vivió dos de sus peores momentos deportivos en el Mundial de 2006 y en el de 2010.

Milos Teodosic lanza ante Jorge Garbajosa. El serbio anotó y eliminó a España del Mundial de 2010.
JEFF HAYNES REUTERS

El 1 de septiembre de 2006, la Selección española de baloncesto se jugó en Saitama la clasificación para la primera final de un Mundial ante Argentina, entonces campeona olímpica con su generación de oro. A 1:30 del final de un partido tenso, jugado en un puño, Navarro encontró a Pau Gasol en el poste bajo. Oberto trató de alejarlo del balón pero Pau lo recibió y ahí era imparable. Giró hacia la canasta y el argentino, superado, cometió falta. Algo extraño sucedió entonces. Gasol se fue al suelo con mala cara. Se había fracturado parcialmente el quinto metatarsiano del pie izquierdo. El primero que se le acercó fue Jorge Garbajosa, ahora presidente de la FEB, que cuenta trece años después para AS qué le dijo cuando intentó levantar al hoy pívot de los Blazers. "Tú eres más fuerte que eso Pau", le gritó intentando encontrar algún tipo de reacción en el pívot de Sant Boi. Era imposible. De manera casi heroica, y con evidentes síntomas de dolor, Gasol metió los dos tiros libres. Antes de lanzar el segundo, miró al banquillo y encontró la mirada de Pepu Hernández. "Cambio, ¡cambio ya!". Pepu llamó inmediatamente a Carlos Jiménez. Gasol se fue al banquillo 73-67. Ya no jugaría más en el Mundial. España ya sólo anotaría dos tiros libres más a través de Calderón. Argentina, un triple de Pepe Sánchez, un tiro de dos Pepe Sánchez y dos tiros libres de Scola. Nocioni falló el triple decisivo y entre Garbajosa, Jiménez y Rudy despejaron el balón y el rebote hasta la gloria.

No fue la única experiencia extrema que el actual presidente de la FEB ha vivido en un Mundial. El 8 de septiembre de 2010, en los cuartos de final ante Serbia en Estambul, España defendía para meterse en semifinales. Garbajosa también lo evoca para esta sección de historias de los Mundiales. "Fue el momento más duro de mi carrera. Probablemente, O sin probablemente. Teníamos una norma de equipo que es que a falta de diez segundos, si hay un pick and roll, se cambia (el marcaje). Sobre todo, si el cambio afecta al cuatro. Así, me quedé con Teodosic. A la distancia que estaba, entendí que iba a penetrar porque estaba tremendamente lejos. De hecho, alguna vez Teodosic, que es un tipo simpático, me ha dicho que se jugó el triple porque no tenía piernas para penetrar. Sabía que se quedaba sin fuerzas. Lo normal es que de 100 tiros no entren 99..., y ese es el que entró". Pero el triple entró y Garbajosa rompió a llorar en los micrófonos de La Sexta. Por fortuna, cuenta, la mente desconectó en aquel momento. Es lo último que recuerda de aquella triste tarde.