Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

España España

Cuartos - Jornada 1

90

Finalizado

78

Polonia Polonia
  • 1C22-18
  • 2C24-23
  • 3C21-17
  • 4C23-20

MUNDIAL DE CHINA | ESPAÑA-POLONIA

Polonia, el caramelo envenenado

España tiene la semifinal a tiro en Shanghái, pero se fía a su defensa y huye de confianzas pese a que el rival circula por el puesto 25 del ranking.

La Selección hace piña antes de un partido del Mundial de China.
FEB

El embrujo de Shanghái debe llevar a España a la semifinal de este Mundial de China que ya se ha instalado en los hogares después de la cátedra a Serbia y de quedar una hoja de ruta aparentemente apasionante. Polonia, sin embargo, tiene un filo peligroso. Número 25 en el ranking FIBA, selección sin nombre y desconocida para el gran público, el partido corre el riesgo de verse por el entorno como una pantalla ya pasada antes de la lucha de las medallas. El mensaje sería equívoco. A estas alturas de la competición, Polonia es un caramelo envenenado. No por el exceso de confianza puede tener la Selección, sino por el de responsabilidad que va a tener que soportar. Después de afrontar el partido contra Italia con muchísimas reservas y el de Serbia con piel de cordero, ahora España ya no engaña a Djordjevic ni a nadie y no se puede quitar el cartel de favorito que también le acompañó en la primera fase. Es una buena oportunidad para huir del estrés y jugar con la determinación y el gen ganador que demostró este domingo en Wuhan.

Para algunos jugadores, llegar a la semifinal de Pekín tendría algo casi místico. Rudy, Ricky y Marc ya formaban parte de la Selección que se colgó la plata en los Juegos Olímpicos de 2008. Sería un regreso a la tierra prometida y acercarse más a Tokio 2020, pero antes hay que pasar el escollo de la anónima Polonia, que amaga con dar el golpe hace años, pero que no remata. Subcampeón del mundo Sub-17 en 2010 con una gran generación de la que sobrevive su estrella, Ponitka, y Karnowski (los dos estuvieron en el cinco ideal de un torneo en el que acompañaron a jugadores como Bradley Beal y Kevin Pangos), ha sido un rival recurrente para España en los últimos años. En el Eurobasket 2015 apuraron hasta el descanso a la Selección. Pau, que jugó medio lesionado aquel día, salió a resolverlo con un festival de triples. Waczynsky y Kulig son otros de sus nombres destacados y tiene a un naturalizado que le ayuda: A. J. Slaughter, recién fichado por el Betis para la ACB, suma doce puntos por partido. Aunque la fuerza de Polonia, pueblo esforzado en la historia, es su grupo.

La fuerza de España

España también ha descubierto dónde está su fuerza. En realidad, ellos lo sospechaban desde que empezaron a trabajar este verano y han confirmado sus convicciones en la fase de Wuhan. Con una media de 63,8 puntos encajados, la defensa es el tesoro de un grupo. Los traslados no están siendo fáciles. España saltó de Wuhan a Shangái y se instaló en el Portman Ritz Carlton por la tarde. No ha habido tiempo de ni de tomar contacto con el Oriental Sports, pero en la FEB están convencidos de que el equipo se ha metido en la onda buena y de que, como en otros campeonatos, ha roto a jugar en el momento adecuado.

Ricky, Rudy, Llull y Claver amenazan con estar en un momento excepcional; Ribas va a más; Juancho se ha enchufado y a Marc todavía le falta el gran partido. Oriola y Willy crecen y los tres jugadores que no han aparecido en las rotaciones contra Italia y Serbia (Beirán, Rabaseda y Colom) tienen que estar alerta. Nadie puede olvidar que el domingo España consiguió quitarse de un plumazo a Serbia, Argentina y Estados Unidos rumbo a la final. Pero que todos saben que ya no engaña nadie y que hoy debe superar la presión para alcanzar la madera prometida del Wukesong. Se siente preparada.