Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
LaLiga Santander
Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Heracles Heracles HCL

-

Willem II Willem II WII

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Twente Twente TWE

-

Mundial
Francia FRA

-

Australia AUS

-

Argentina ARG

-

España ESP

-

MUNDIAL DE BALONCESTO 2019 | ESPAÑA

Ricky Rubio se agiganta en China

Ha hecho 15 o más puntos en cuatro de los cinco partidos del Mundial. En sus anteriores 16 no había alcanzado esa cifra. Su paso adelante es un hecho.

Ricky Rubio
Wang He GETTY IMAGES

"Sí, sin duda. No me voy a alargar más en la respuesta". Así contestó Ricky Rubio a la pregunta de si sentía que este sería su Mundial. Fue en una silla del modesto gimnasio del Saint Bernard High School de Los Ángeles en la segunda semana de agosto mientras España andaba a la mitad de ese largo camino que es preparar un Mundial. Ricky está respondiendo en el campeonato con unos hechos que ya apuntó días antes en el torneo de Ningbó. Nada más aterrizar en China le metió 25 puntos a Argentina después de vivir un partido con dientes de sierra que fue un buen aprendizaje para el Mundial. El base de El Masnou empezó iluminado, pero luego fue asfixiado por Vildoza en el tercer cuarto. Scariolo lo mandó al banquillo. Respiró y regresó para ejercer de jugador franquicia, pero entrenador y jugador llegaron a la misma conclusión. Tenía que elegir sus momentos. "Dejemos jugar al baloncesto a Ricky", suele decir el seleccionador y ayudante de Nick Nurse en los Raptors. Scariolo quería que los puntos de Ricky surgiesen, no que él se obligase a ellos.

Y eso está pasando. En cuatro de los cinco partidos que por ahora España ha jugado en el Mundial, Ricky ha alcanzado la barrera de los 15 puntos. Antes de este Mundial, el ex jugador de la Penya y del Barça había jugado 16 partidos en un campeonato del mundo y nunca había llegado a esos números. De Ricky empieza a ser muy llamativo en este campeonato sus 'regresos' a los partidos. Ha superado esa fase clásica en un jugador de baloncesto por la que, si no empieza encendido, se deja ir admitiendo que puede que no sea su mejor día. Ricky ha sabido regresar a los partidos, algo tan importante como saber no tirar cuando no tienes la sensibilidad precisa en la muñeca. Y, sobre todo, ha cogido un poso tremendo en los últimos minutos. Contra Italia no había tenido su día y supo regresar a tiempo en el cuarto final para darle el último aliento al equipo. Contra Serbia sucedió igual. Scariolo lo reclamó cuando Bogdanovic amenazaba con alterar el orden del partido y Ricky respondió. Pero los puntos brotan como lo pidió el italiano, nada es forzado.

Un dato más habla de su grandeza como jugador. Ricky, que a partir del año que viene tendrá otro reto en los Suns, está a sólo una asistencia (sin duda la conseguirá salvo percance inesperado) de convertirse en el mejor asistente de la historia del Mundial desde que en 1994 empezó a considerarse la estadística. Ricky empata con el argentino Pablo Prigioni a 106 y ya tiene un sitio reservado en la historia del campeonato como mejor pasador en los últimos 25 años. Pero él quiere más. Siente que es su Mundial. Pronto sabremos hasta dónde puede llegar con la Selección Española de la que ha cogido la bandera.