Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
Liga Endesa ACB
San Pablo Burgos BUR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Mundial de Clubes
Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

Grecia
103
FIN
97
Nueva Zelanda

MUNDIAL 2019 | GRECIA 103 - NUEVA ZELANDA 97

Grecia pasa y se la jugará contra Estados Unidos

No solventó hasta el final el decisivo partido con Nueva Zelanda y, salvo resultados extraños, está condenado a jugarse la clasificación este sábado en Shenzhen ante el campeón.

Antetokounmpo, durante el partido

Grecia estará en la segunda fase del Mundial. Visto lo visto, no parece poco. A Nueva Zelanda no pudo liquidarla hasta los últimos minutos (103-97). Así es la presión, cada bola pesa y, cuando llegas con unas expectativas y un monstruo como Antetokounmpo (24 puntos), estás obligados a no fallar. Los helenos se van de Nanjing con un regusto amargo. El descalabro contra Brasil le puede costar el campenato. Brasileños y Estados Unidos viajan con tres victorias a Shenzhen. Si los de Popovich derrotan el sábado a Grecia y los de Aza Petrovic hacen lo propio con la República Checa, los de Skortopoulos estarán fuera de los cuartos contra todo pronóstico, ya que apuntaban a semifinales.

Quizá sea anticiparse a los acontecimientos, pero ese es el mapa más lógico. Puede que el exceso de confianza, o puede que ese plan que Aza Petrovic diseñó durante meses para frenar al MVP de la NBA en 2019, pero el caso es que a Grecia ya no le queda más remedio que jugar a campeona: ganar a Estados Unidos. Puede decir que tiene grandeza para hacerlo. La hazaña de 2006 en Saitama es seguramente la más grande vista en un Mundial de baloncesto. Y esta vez tiene a Antetokounmpo obligado a demostrar la fama que le precede y su condición de oficioso mejor jugador del mundo la temporada pasada.

Antes de viajar a Shenzhen, eso sí, Grecia salvó bien la trampa de Nueva Zelanda, un equipo con un baloncesto heterogéneo pero que tiene orgullo, se entiende a su modo y también tiene jugadores de nivel como Corey y Tai Webster, Fotu o Abercrombie. La selección de Henare Paul siempre tuvo a la vista a su rival, con desventajas de entre seis y diez puntos y luchó hasta donde pudo. Después del 82-77, último aviso para Grecia, un triple de Calathes a dos minutos y medio del final terminó por decidir el partido. El base del Panathinaikos sí mezcló con Antetokounmpo. También Papapetrou, Printezis y su hermano Thanasis. Algo que no se vio en Kostas Sloukas. La presencia de 'Anteto' sube exponencialmente el nivel de Grecia, pero cambia el ritmo, el automatismo y los roles que durante años tuvo la selección. Tienen hasta el viernes para ponerse en hora.