Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

MUNDIAL DE BALONCESTO 2019 | ESTADOS UNIDOS

EE UU y el Mundial de China 2019: ¿la peor plantilla NBA de su historia?

Sólo 3 All Stars, un solo anillo, sin MVPs... analizamos si Estados Unidos presenta en China a la peor plantilla desde que empezó a llevar a jugadores NBA a los torneos.

Arriba a la izquierda Popovich durante este año, EE.UU en 2004 a su derecha, abajo a la izquierda el Dream Team Original, y a su derecha Butler, Durant, Jordan y Lowry durante un torneo

Estados Unidos ya tiene su lista definitiva para el Mundial de China 2019. El descarte de Kyle Kuzma tras sus molestias en el tobillo izquierdo dejan a los 12 jugadores definitivos con los que Gregg Popovich contará para el campeonato. Estos serán Harrison Barnes, Jaylen Brown, Joe Harris, Brook Lopez, Khris Middleton, Donovan Mitchell, Mason Plumlee, Marcus Smart, Jayson Tatum, Myles Turner, Kemba Walker y Derrick White.

No ha sido un verano fácil para el combinado norteamericano, que ha visto como numerosos baloncestistas se autodescartaban y ponían rumbo a casa dando la espalda al equipo. Desde que comenzaran los entrenamientos hasta ahora, profesionales como Marvin Bagley, Bradley Beal, Anthony Davis, Andre Drummond, De'Aaron Fox, Eric Gordon, James Harden, Montrezl Harrell, Tobias Harris , Damian Lillard, Kevin Love, Kyle Lowry, CJ McCollum, Paul Millsap, JJ Redick, Julius Randle, PJ Tucker o Trae Young han rechazado ir a China.

Esto sin contar a Carmelo Anthony (se rumoreó su retorno) o a las principales estrellas de la Liga. LeBron James, Kevin Durant, Stephen Curry, Kawhi Leonard, Russell Westbrook o James Harden son solo algunos de los jugadores que ya rechazaron durante el año disputar la cita mundialista y que ni siquiera han estado en la órbita de la selección de Estados Unidos.

Todas estas ausencias han abierto un amplio debate sobre el nivel de la plantilla que los norteamericanos presentan para el Mundial. La FIBA ya les colocó en la lista de favoritos por detrás de Serbia, y las derrotas contra un equipo de la G-League durante un entrenamiento, y (lo que es peor) ante Australia en un amistoso, no han hecho más que aumentar la creencia de que EE.UU es más vulnerable que nunca. Al menos desde 1992, año en el que decidieron incluir a los jugadores de la NBA para las competiciones internacionales.

Los datos de la plantilla

No es para menos. Hay algunos datos que dejan en muy mal lugar al equipo de Popovich. Para empezar, hay que tener en cuenta que este equipo no es el pero de la historia desde que se empezaron a llevar jugadores de la NBA. En 1998 hubo un parón con este tipo de jugadores debido al lockout, lo que dejó a Estados Unidos con Jimmy Oliver (78 partidos en la Liga estadounidense) y Wendell Alexis (ninguno) como máximos anotadores. Eso sí, el equipo logró la medalla de bronce a pesar de las bajas, aunque cayó en dos encuentros del Mundial (ante Lituania y Rusia).

Al margen de este torneo, una de las cosas que podemos observar son los All Stars que suma cada plantilla a lo largo de la historia de esta selección. Para el Mundial de China, EE.UU presenta cinco selecciones para el Partido de las Estrellas: 3 de Kemba Walker, una de Khris Middleton y otra de Brook Lopez. En los últimos Juegos Olímpicos se presentaban con 33 apariciones, y en el pasado Mundial, torneo que suele contar con peores jugadores que los Juegos, fueron con 10, el doble. En 2010 tuvieron a 7 seleccionados para lograr el oro, que siguen siendo más que este verano.

No sólo eso; en el último año solo Walker y Middleton han sido All Stars. Esto iguala el mínimo histórico, el de la selección norteamericana de 2004, que aunque tenía muchas potenciales estrellas llevaba un equipo joven que a pesar de estar entrenado por Larry Brown solo pudo conseguir el bronce.

A pesar de que se trata de una plantilla joven, la precocidad no vale de excusa con los miembros de esta selección. Suman 25,7 años de media, teniendo a profesionales que se encuentran dando todavía sus primeros pasos en la Liga, como es el caso de Donovan Mitchell, Jayson Tatum o Jaylen Brown. Sin embargo, la media de edad que han presentado los estadounidenses entre 1992 (el famoso Dream Team) y el 2016 es de 26,7, solo un año más. Y en los torneos de 2004, 2006, 2010 y 2014 presentaban una media de edad menor.

Más. Los Boston Celtics tienen a cuatro jugadores en el equipo (Walker, Smart, Brown y Tatum), lo que deja a un potencial quinteto de la NBA... que se prevé que sume menos de 50 victorias el año que viene. Solo Lopez, Middleton (ambos en los Bucks) y Mitchell (Jazz) se encuentran en conjuntos que proyectan más de 50 victorias en la próxima campaña (según las apuestas).

No se queda ahí la cosa. Solo hay un jugador en toda la plantilla que haya sido seleccionado en los mejores quintetos de la temporada, los denominados All NBA. Ha sido Kemba Walker, elegido en el tercero esta última campaña. Y es el líder de un equipo cuya experiencia internacional se reduce a Harrison Barnes, campeón olímpico en Río 2016. El propio Walker no disputa un torneo desde 2008, cuando consiguió la medalla de plata en el FIBA Américas... sub 18.

Y más. El equipo no cuenta con ningún MVP de la temporada ni con ningún jugador que haya ganado ningún premio individual, más allá de las nominaciones al All Star y al All NBA antes mencionadas. Mejor Defensor, Rookie del Año, Mejor Sexto Hombre... nada. Joe Harris ha sido campeón del Concurso de Triples, pero poco más. Grecia viaja a China con el último MVP de la temporada (Anteto) y Serbia con el cuarto en las votaciones (Jokic), lo que para Bill Simmons, responsable de algunos de estos datos y periodista del medio The Ringer, les deja por delante de EE.UU.

¿La peor estrella?

Para finalizar, hay que hablar de la estrella del equipo, Kemba Walker. Es el que mejor carrera tiene de todos los miembros de la plantilla, y llega de hacer la mejor campaña a nivel estadístico de su vida deportiva (25,6+4,4+5,9). Sin embargo, tiene una sola selección a los All NBA y tres a los All Stars, además de no haber estado nunca cerca del anillo.

Y esto sin contar el win share, un índice que reparte el éxito de un equipo entre cada uno de los individuos de ese equipo, estimando el número de victorias que genera un jugador en base a estadísticas individuales, de equipo y de toda la Liga. Sin contar el equipo de 1998 (al que no hemos tenido en cuenta para el resto de datos) Walker tiene el peor win share de todos los líderes del combinado norteamericano desde 1992 con un 7,4. El peor antes que él era Tim Duncan, que tenía un 13,1 en 2004. Durant en 2016, el último torneo internacional que disputó EE.UU, un 14,5. Casi el doble. El que más ha tenido, por cierto, ha sido un tal David Robinson, que sumó un 18,3 en 1996 (Lebron 18 justos en 2012).

Si combinamos el win share de todo el equipo nos sale que está cercano al 54, el más bajo de la historia de la selección. Supera, y por mucho, el 80,4 de la plantilla del Mundial 2010, que era hasta ahora el que tenía peor récord.

En definitiva, Estados Unidos presenta el que probablemente sea el equipo más vulnerable que ha tenido desde que empezó a llevar a jugadores de la NBA a los torneos internacionales. Los peores resultados del equipo desde 1992 han sido el bronce del Mundial de 1998 y del 2006, y la misma medalla lograda en los Juegos Olímpicos de 2004. Su objetivo, en esta ocasión, es de nuevo el oro. Jugadores como Tatum o Mitchell se adaptarán bien a las reglas FIBA y están entrenados por Gregg Popovich (y Steve Kerr) un genio en los banquillos.

Pero todo puede pasar. Ante España ganaron sin convencer, y contra Australia perdieron, convenciendo de que eran vulnerables. El Mundial, que empieza el próximo 31 de agosto, despejará dudas y nos mostrará hasta dónde puede llegar una de las (¿peores?) plantillas NBA que Estados Unidos ha tenido en la historia.