Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina

REAL MADRID | EL PERFIL

Jordan Mickey: el imitador de Rodman que igualó a Shaquille

El pívot del Khimki reforzará al Real Madrid la próxima temporada. Debutó el pasado curso en la Euroliga tras tres años en la NBA (Boston y Miami).

Jordan Mickey realiza un mate sobre Sergio Rodriguez en el duelo entre el Kihimki y el CSKA Moscú.
Euroliga

"Me sorprendió mucho que cayera hasta el número 33 y pudiéramos elegirlo. Él es un buen jugador, y muchos pensábamos que ya no estaría allí cuando nos tocara. Tuvimos mucha suerte". Brad Stevens, entrenador de Boston Celtics, no podía creer su suerte en el verano de 2015: Jordan Grayson Mickey acababa de caer en sus manos. La franquicia de Massachusetts, en plena reconstrucción en esa época, lograba reclutar al mejor taponeador de ese año: en su primera temporada se convirtió en el segundo jugador en la historia de LSU en bloquear al menos 100 lanzamientos. Solo Shaquille O'Neal había alcanzado ese cifra en Luisiana. En la segunda, lideró la NCAA en tapones: 3,6 por encuentro. 

Y todo eso con un tamaño normalJMick, como le apodan, mide 2,03 m con zapatillas y posee una envergadura de 218 centímetros. Medidas que provocaron dudas en las franquicias de la NBA. "Lideré al país en tapones, así que siento que la altura no es una gran problema para mí", decía enfadado el hijo James Wright Sr. y Torana Wright. Mickey tiene dos hermanas, Aliana Wright y Andi Keleem, y un hermano: James Wright Jr., que jugó durante dos cursos en los Cincinnati Bengals de la NFL

Rodman como espejo

Su padre fue uno de los pilares para que el futuro pívot del Real Madrid creciese en defensa, en tapones y en rebotes, a pesar de sus escasos 203 centímetros. "Cuando comencé a jugar al baloncesto, me dijo: 'Si quieres quedarte sobre la cancha, debes controlar esos tres aspectos'. Eso es lo que hice. Cazar balones fue lo que me ayudó a hacerme notar", aseguró en una entrevista en enero de 2019 en TalkBasket.

Y su espejo para ello fue Dennis Rodman: "Antes de comenzar mi carrera estudié cómo se convirtió en un reboteador tan dominante", continuó en la misma conversación. El Gusano, con solo 2,01 m, se retiró con 11.954 capturas y en el puesto número 24 en la historia de la NBA en ese apartado.

El triple y su carácter solidario

El refuerzo blanco es un pívot atlético y versátil de 24 años, que ha cerrado su primera temporada en la Euroliga (Khimki) como el quinto mejor taponeador con 30 en 28 partidos (1,1 por duelo) y en el Top-20 de rebotes (4,9). Grandes cualidades a las que está añadiendo otras nuevas, como el triple. Cerró su etapa en la NBA (tres temporadas entre Boston y Miami) con solo 17 intentos. En su estreno europeo hizo 57 lanzamientos para un más que aceptable 35,1% de acierto.

Su mejor encuentro desde el perímetro esta campaña fue en la derrota rusa en el WiZink Center, justamente, contra el Madrid con un 4 de 11. Ese fue su segundo duelo ante el Real, el primero fue en 2015 con los Celtics: acabó con 5 puntos en los 12 minutos que disputó en el triunfo NBA frente a los blancos.

"Los entrenadores (de Boston) me dijeron que querían extender mi rango de lanzamiento porque así es cómo va el juego. Muchos cuatros son capaces de tirar desde esa distancia ahora, así que es algo en lo que tengo que trabajar", confesó en SB Nation este amante de la cocina y del cine durante su etapa en los Red Claws, el equipo afiliado de los Celtics en la G-League, situado en Maine, Portland. 

Licenciado en Administración del Deporte en LSU, Mickey muestra su carácter más solidario fuera de las canchas. Fundó The WrightWay Builds A Future Foundation en 2013 con el objetivo de ayudar a los niños con pocos recursos y en casas de acogida. En 2016, organizó un Campus de Baloncesto en su Dallas natal con el fin de recaudar fondos para los chicos de su fundación. El gran corazón de una futura estrella blanca.