Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

NBA | FINALES 2008

Paul Pierce desvela el misterio de su 'lesión' en las Finales de 2008: "Tenía que ir al baño"

El exjugador admitió en una entrevista que fingió una lesión, saliendo en silla de ruedas de la pista en las Finales de 2008 ante los Lakers, para poder ir al baño.

Paul Pierce desvela el misterio de su 'lesión' en las Finales de 2008: "Tenía que ir al baño"
BRIAN SNYDER REUTERS

Once años han pasado desde que los Celtics ganaron su último anillo. En aquellas finales del 2008, la franquicia de Massachusetts se impuso por 4-2 a Los Angeles Lakers. Fue el 17 de junio de ese año cuando el TD Garden presenció como su equipo arrasaba a su histórico rival por 131-92, sumando así el decimoséptimo anillo en toda su historia.

Muchos recordarán esa serie final por ser el último titulo conseguido por los Celtics y por el jugador que terminó siendo MVP: Paul Pierce. El alero promedió 21.8 puntos, 4.5 rebotes y 6.3 asistencias en esos seis choques ante los angelinos pero por lo que realmente se le podría recordar es por su 'lesión', que le obligó a retirarse en silla de ruedas, y la reaparición heroica en el primer partido de esas finales.

Los Celtics comenzaron el duelo perdiendo y en una de las jugadas Pierce intentó taponar un lanzamiento lateral de Kobe Bryant. Finalmente el escolta de los Lakers anotó y el de Boston, al pisar el parqué, se echó al suelo con las manos en su rodilla derecha. En ese momento saltaron todas las alarmas y el jugador se tuvo que retirar a vestuarios en silla de ruedas mientras todos temían lo peor, pero al cabo del rato volvió a salir a la pista por su propio pie, causando un gran revuelo entre los espectadores de un TD Garden que alentó aún más a su equipo para darle la vuelta y firmar la remontada.

La situación vivida generó una incredulidad tremenda en el ambiente, más aún tras ver como la estrella de los Celtics se retorcía de dolor en el suelo. Esta sensación se acrecentó tras ver las repeticiones de la jugada, pues no había ningún gesto raro o movimiento brusco de la rodilla en la caída de Pierce, pero todo quedó en una anécdota cuya verdad no se ha sabido hasta, exactamente, once años después.

Ha sido durante el tercer partido de las finales entre Warriors y Raptors cuando Paul Pierce, comentarista en la ESPN, contó ante sus compañeros el verdadero motivo por el que se retiró de esa manera durante el partido. "Tenía que ir al baño", reconoció el exjugador ante la incredulidad y las risas de sus compañeros. Tras esa respuesta el también ex jugador y comentarista Chauncey Billups le preguntó que por qué necesitaba la silla de ruedas para ir al baño a lo que este respondió: "Algo bajó. Tenía que ir al baño".