SELECCIÓN ESPAÑOLA FEMENINA

María Conde: “¿La WNBA? La Selección es mi prioridad”

La alero madrileña (22 años) es la benjamina del equipo. Ya estuvo en el oro europeo de Praga 2017 y se quedó a las puertas de disputar el Mundial de Tenerife.

María Conde
FEB

¿Cómo está yendo la preparación?

Muy bien. Este año hay una buena preparación: muchos partidos, muchas oportunidades para jugar… Nosotras, como siempre, tenemos ganas de poder competir. Ya ha pasado el primer torneo, que es muy útil para quitarse los nervios. Tenemos ganas de seguir compitiendo.
En 2017 debutó con un oro en el Eurobasket y el año pasado se quedó a las puertas del Mundial.

¿Cómo afronta esta convocatoria?

Llego con las mismas ganas de siempre. Al final, ésta es la Selección y todas sabemos lo complicado que es llegar hasta aquí. Hay una base de veteranas que llevan muchísimo tiempo y han allanado el camino para el resto: sabemos que es difícil entrar. Afronto esta preparación con la máxima ilusión, con ganas de pelear por un puesto y, sobre todo, de ayudar al equipo en todo lo que pueda.

¿Cómo influye la baja de Alba Torrens?

Todo el mundo sabe lo importante que es Alba tanto dentro como fuera de la pista. Al final, es un grupo muy unido y tener una baja de una persona tan importante se nota, pero intentaremos que lo menos posible. Nos tocará hacer lo que hemos hecho otros años: trabajar, buscar nuestra forma de juego, sentirnos cómodas y ajustar esos pequeños detalles sin Alba. Habrá gente que tendrá que dar un paso adelante.

¿Ha incidido Mondelo en algún cambio por la baja de Torrens?

De momento, los entrenamientos están siendo en la línea de siempre. Es el principio y estamos con la primera toma de contacto: aprendiendo los sistemas, conociéndonos en la pista. Poco a poco iremos puliendo detalles.

¿Qué recuerdo tiene del Eurobasket de 2017?

Para mí fue una pasada poder estar allí. Era el primer año que entraba en dinámica de Selección absoluta y poder competir al lado de estas jugadoras y ganar como lo hicimos fue una pasada. Tardé varios días en darme cuenta de lo que había pasado.

¿Le hace especial ilusión compartir Selección con alguna de sus compañeras?

Con todas, pero mi debilidad es Laia Palau. Es una leyenda del baloncesto y poder disfrutar del tiempo que le quede, para mí es un lujo. Ojalá podamos seguir contando con ella muchísimos años más. Sabemos que el final se está acercando. Ya ha dado algún paso en falso (dejó entrever que se retiraría tras los Juegos de Río), pero hay que aprovechar todo los que nos queda de ella.

¿Qué valoración hace de su temporada en el Wisla?

Estoy contenta. En cuanto al equipo, ha sido un año con muchos altibajos, pero al final poder estar con varias españolas (también han jugado allí Leo Rodríguez y María Araújo) y en una ciudad tan alucinante como Cracovia, ha servido un poco de válvula de escape en esos momentos peores. A nivel individual, he dado un paso hacia adelante: he podido jugar en varias posiciones y eso me ha permitido crecer.

Acababa y muchas jugadoras están volviendo a la Liga Dia. ¿Le gustaría regresar o prefiere seguir en el extranjero un tiempo más?

Me encantaría volver a España en algún momento. La Liga Dia está mejorando poco a poco, pero seguimos teniendo solo un par de equipos que están compitiendo a nivel europeo. Muchas jugadoras de órbita Selección están regresando y ojalá la Liga siga mejorando y en unos años podamos estar todas. Es nuestro sueño.

Usted se formó en el Estudiantes y ahora el Valencia Basket también está apostando por el baloncesto femenino. ¿Sería positivo que más clubes ACB se engancharan?

Sería un paso enorme. Hay muchos clubes masculinos que tienen posibilidades económicas, instalaciones, equipo de nutrición… como el Valencia Basket. Es una pasada ver como un club con tanto potencial en chicos ha invertido tanto en el baloncesto femenino. Y les está funcionando. Espero que esto sirva un poco de ejemplo para otros equipos y que poco a poco se vaya invirtiendo más en el baloncesto femenino, porque estamos demostrando que da resultados. Ojalá en un futuro próximo sea cosa de muchos y no de pocos.

Con 22 años, usted es la benjamina del grupo y una de las jugadoras que lo ha ganado todo en categorías inferiores. ¿España es uno de los países que trabaja mejor la base en femenino?

He salido varias veces de España y fuera, te das cuenta de lo bien que se trabaja desde categorías inferiores, tanto en clubes como en las selecciones de formación. Se trabaja con grandes grupos de jugadoras y cada vez hay mejores entrenadores, gente más formada. Las niñas comienzan a llegar a sénior con un nivel que antes no se veía.

Pero a nivel de repercusión, todavía queda mucho camino por delante…

Sí. Al final el público que llega a nosotras lo disfruta, se engancha, porque estamos a un grandísimo nivel. Pero no tenemos la suficiente voz. Si se empieza a hablar de nosotras, la gente va a ir subiéndose al barco.

Hace un mes fue elegida en el draft de la WNBA (número 27). ¿Le sorprendió?

Sabía que era una posibilidad. Es complicado para jugadoras europeas ser elegidas, salvo que estés allí en la Universidad, pero yo estuve antes de volver a España. Estoy ilusionadísima. Me gusta mucho Chicago, el entrenador y ojalá algún día pueda ir.

Pero ¿WNBA o Selección?

Selección. Para mí es lo principal. La WNBA es una competición que dura todo el verano, que me obligaría a perderme compromisos con la Selección y ahora mismo lo importante es competir por mi país. Ojalá en un futuro pueda compatibilizar ambas cosas, pero ya se verá.