Barcelona Barcelona

Cuartos - Jornada 1

87

Finalizado

61

Joventut Joventut
  • 1C29-20
  • 2C6-11
  • 3C25-15
  • 4C27-15

PLAYOFF ACB | BARCELONA - JOVENTUT (1-0)

El Barça no da opción a un Joventut maniatado​

La expulsión de Pesic y la injusta cuarta falta de Laprovittola marcaron un choque con un Barcelona dominante y con más recursos.

Quizás los tres árbitros del partido de esta noche, Calatrava, Oyón y Olivares, olvidaron que era un choque de playoff y, además, un derbi entre eternos rivales donde en cada jugada saltan chispas y quisieron tener un protagonismo excesivo. Esto perjudicó a unos y a otros, aun reconociendo la superioridad azulgrana. Pesic acabó expulsado y Laprovittola maniatado con su cuarta falta, además antideportiva, una situación que acabó con la resistencia badalonesa.

El Barça dominó en todas las facetas del juego, doblando en el juego interior a su rival (18 de 34 frente a 9 de 27), en los triples (13 de 22 frente a 12 de 35) y en el rebote (43 capturas por 26). Además, Víctor Claver (15 puntos y 6 rebotes), Chris Singleton (15+7) y Ante Tomic (11 rebotes), junto a Thomas Heuertel (17 puntos) fueron mejor bloque.

La poca aportación de Nico Laprovittola que, con solo 23 minutos en pista, sumó 10 puntos y 2 asistencias y Marko Todorovic (7 puntos y 2 rebotes), pesó como una losa en el Divina Seguros Joventut; el domingo en Badalona puede ser otra historia. 

La primera sorpresa de la noche la daba Svetislav Pesic, descartando a Kevin Séraphin y confiando en Artem Pustovyi y el técnico azulgrana tras recibir el galardón como Mejor Entrenador de la liga regular acabaría expulsado. El serbio intentó lograr continuidad en el juego de su equipo, que empezó arrollando en el primera cuarto (29-20), para permitir que los verdinegros se metieran en la pelea en el segundo tras un parcial increíble de 6-11, que llevaba al 35-31 en el descanso.

Era claro que los azulgrana iban a aprovechar su poderío en el juego interior y neutralizar el potencial exterior verdinegro, no dejando maniobrar a Nico Laprovittola, que arrancó de manera espectacular con ocho puntos en cuatro minutos (8-13, m.4). En ese momento surgió la mejor versión de Chris Singleton - 10 puntos en el primer cuarto- y con la entrada de Thomas Heurtel en pista y con cuatro triples azulgrana casi seguidos, se llegaba a un claro 26-16 (m.9) después de errores en los triples del Joventut (4 de 10 en este cuarto).

Una canasta de Artem Pustovyi ponía la máxima ventaja local al inicio del segundo cuarto (31-20, m.12). A partir de ahí, ocho pérdidas, poca eficacia interior y demasiados errores provocaban que los de Carles Durán se acercase con un parcial de 0-8 (31-28, m.17). Pesic paraba el partido, pero el marcador no cambió apenas hasta el descanso (35-31). Por suerte para el Barça el Joventut se estrelló en triples en este cuarto (2 de 11).

Con Laprovittola y Todorovic, que no había sumado una canasta, con dos faltas, Duran cambió su defensa a zona y Heurtel pasaba a marcar al base argentino. Además, el propio Todorovic se iba al banco con tres faltas. Un triple de Hanga, junto a un robo de Heurtel abrían la brecha en el electrónico (45-33, m.24).

La expulsión de Pesic cambia el partido

Tras un tiempo de Carles Durán, una discusión de Pesic con los árbitros por una falta de Hanga acababa con doble técnica al técnico azulgrana, que era expulsado. Todo se embarullaba y le era señalada la tercera y, a renglón seguido, la cuarta falta, además antideportiva, a Laprovittola por una acción sobre Heurtel, que también recibió una antideportiva en esa acción (51-34, m.26).

Durán sentaba a Laprovittola y daba entrada a Thad McFadden como base ya que Nenad Dimitrijevic se había lesionado en la pierna derecha en el segundo cuarto. En todo ese lío el marcador pasó de 43-34 a 53-34 (m.27) con un 10-0 para los azulgrana. El partido quedaba totalmente roto.

Víctor Claver, con su tercer triple, dejaba el marcador en 56-37 (m.38), pero los badaloneses reaccionaban tímidamente (60-46) al final del cuarto. Laprovittola volvía a cancha con cuatro faltas y en el Barça era Pierre Oriola el que ocupaba la posición de cinco. Con 72-50, Laprovittola era eliminado por cinco faltas. El Barça era dueño y señor el choque y Durán sentaba a Marko Todorovic con 77-50 (m.35). su equipo intentó reaccionar, pero todo estaba decidido finalizando con un claro 87-61.