Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

NBA | BLAZERS 118 - THUNDER 115 (4-1)

Lillard entra en la historia: un triple sobrehumano y 50 puntos le dan el pase a los Trail Blazers

Damian Lillard

Steve Dykes

AFP

Los Blazers tuvieron que remontar en el último cuarto. El partido lo salvó Lillard, que culminó su actuación con un triple fuera de lo común.

Los Thunder están eliminados. Los Blazers completaron su venganza. El equipo de Oregón pasa a la siguiente ronda de los NBA Playoffs, el primer equipo que accede a las semifinales de la Conferencia Oeste, con un partido taquicárdico que acabó en éxtasis para ellos. Las pulsaciones subieron a máximos históricos, igual de histórico que el triple con el que Damian Lillard completó sus 50 puntos y ganó el partido.

Se le vieron algunas grietas a los Blazers, pero qué mas da (ahora). Ya habrá tiempo de que Terry Stotts y su equipo de técnicos reflexione. La contienda la tuvieron perdida varias veces, pero sobre todo en el último cuarto: un 4-17 de parcial abría el periodo decisivo y ponía a los Thunder de Russell Westbrook, que ya estaba en triple-doble (terminó con 29 puntos, 11 rebotes y 14 asistencias), y Paul George, que volvió a luchar contra su salud (acabó con 36 decisivos puntos), con 15 de ventaja. El terreno era yermo para OKC: McCollum andaba con numerosos errores y Aminu no estaba fino en las dos áreas de influencia.

Lillard sabía que era el momento. Llevaba toda la eliminatoria soportando un duelo con Russell Westbrook más allá del juego que al final le ha hecho la envolvente a 'Brodie'. Su manera de llevar al equipo, ejerciendo de salvavidas y manteniendo la calma en el momento de más desesperación, es elogiable, todavía más si le pone una guinda tan dulce como ésa. El cara a cara ha sido bueno, no lo neguemos.

En esta ocasión Westbrook es sólo una anécdota, el '0' de los Thunder jugó bien (mucho mejor que en los demás partidos, dónde va a parar) pero era tarde. Los Blazers han llegado embalados desde que se lesionó Jusuf Nurkic, han completado la venganza por partida triple (nunca mejor dicho con cómo se ha resuelto todo).

A los Thunder les ha pillado todo a contrapelo. Paul George, con el hombro como lo tiene, sacó la guadaña en forma de tiros lejanos y llegó casi hasta la extenuación. Jerami Grant, fuerte todo el año y flojo en esta eliminatoria, emergió para intentar salvar los muebles. Son otros dos jugadores que, además de Westbrook, lo dieron todo. Pero no, no hay más que discutir: "siguiente pregunta".