Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

NBA | CONFERENCIA OESTE

Los Warriors serán primeros y los Rockets amenazan el segundo puesto de los Nuggets

Los de Houston ganaron con récord de triples (27) y se quedan a medio partido de los de Denver. Los Warriors arrasan a los Clippers y tendrán ventaja de campo en todo el Oeste.

Rockets 149 - Suns 113

Los Houston Rockets reventaron a los Suns a base de triples y pusieron un nuevo récord en esta estadística. 27 metieron, batiendo su propia marca histórica. Gordon metió 8/13, Harden 5/6, Tucker 4/9, House Jr. 3/4... Así hasta que Austin Rivers metía su segundo tiro de tres del partido para lograr el 27º, con todos los titulares celebrándolo en el banquillo, donde llevaban ya un buen rato animando a sus compañeros a perseguir esa marca. Estaban sentados porque el encuentro se acabó en el primer cuarto, cuando los locales ya se fueron ganando por diez puntos. El segundo (43-23) acabó por dejar claro lo que iba a ser el duelo. Los Rockets se quedan a medio partido del segundo puesto que ocupan los Nuggets, a los que les falta un partido más por jugar. Para alcanzarles necesitan ganar a los Thunder y que los de Denver pierdan uno de los dos encuentros que tienen pendiente, ya que el empate favorece a los de Houston, que les tienen ganados los duelos particulares (3-1).

Warriors 131 - Clippers 104

Los Golden State Warriors jugaron su último partido de liga regular en Oakland y se despidieron con una paliza sobre los Clippers, que aguantaron el pulso hasta el tercer cuarto. Muchos detalles en la despedida del Oracle Arena (a falta de lo lejos que lleguen en la eliminatorias). Jugaron con la camiseta del We Believe de la 2006-07, la temporada en la que eliminaron a los Mavericks en primera ronda llegando como octavos clasificados. Y al final del encuentro colgaron una camiseta conmemorativa de los 47 años que la franquicia ha estado en este lado de la Bahía, que a partir de la temporada que viene cambiarán por San Francisco. El partido confirmó el primer puesto de los Warriors, que tendrán ventaja de campo en todas las eliminatorias del Oeste. Lo hizo con un Stephen Curry (27+5+4) especialmente motivado por todo lo que significaba el encuentro y un Draymond Green (10+10+9+5+3) que hizo absolutamente de todo.

Blazers 115 - Nuggets 108

Unos Nuggets sin Jokic, Murray y Millsap cayeron en Portland y se complican un segundo puesto que parecían tener amarrado desde hacía meses. Pero el buen momento de los Rockets y sus tropiezos les ponen en situación de perderlo si les vuelven a derrotar en alguno de los dos últimos partidos que les quedan (juegan en Utah y reciben a los Wolves). Por su parte, la victoria es clave para los Blazers en su lucha por asegurar la cuarta plaza y tener ventaja de campo en primera ronda ante los Jazz. Y además lo hicieron con la buena noticia de volver a contar con C.J. McCollum, que llevaba diez partidos sin jugar. Aunque esta vez fueron Lillard (30+6+5) y Aminu (23+11) quienes empujaron más para dejar el triunfo en casa, algo que no estuvo tan claro en un último cuarto en el que los Nuggets lograron dar la vuelta al marcador y poner por delante a pocos minutos del final. Juancho jugó 23 minutos, en los que firmó 7 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 1 robo.

Lakers 113 - Jazz 109

Los Jazz pueden acordarse mucho de esta derrota en los Ángeles, que prácticamente les condena a ser quintos y jugar la primera ronda ante los Blazers sin ventaja de campo. Los de Utah, que no pudieron contar con Ricky Rubio ni Derrick Favors, parecían tener el partido controlado a mitad del tercer cuarto, cuando varias jugadas finalizadas por Gobert (21+10) ponían a los suyos 10 arriba. Pero a partir de ahí el equipo se vino abajo y los Lakers aprovecharon la ocasión para hacer sangre, especialmente Kentavious Caldwell-Pope, brillante en el último cuarto haciendo vibrar a todo el Staples, incluidos sus compañeros en el banquillo que se lo pasaron en grande (LeBron al frente) con su exhibición. El escolta acabó con 32 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias y está firmando un final de temporada tremendo que hace recordar a la promesa que se dejaba ver en Detroit. McGee (22+8) fue su escudero y metió la canasta que cerraba la discusión: un alley oop precisamente a pase del propio Caldwell-Pope.