EUROLIGA | ÚLTIMA JORNADA

El Baskonia cae en Moscú, pero estará en el playoff de cuartos

La derrota del Armani Milán ante el Anadolu Efes clasificó a los de Perasovic que desaprovecharon una ventaja de once puntos ante el CSKA.

Ganaba el Kirolbet por 11 puntos al final del tercer cuarto (55-66) pero se estrelló en el último encajando un parcial de 27-12. Tardaron 3 minutos en anotar, permitieron el crecimiento de los rusos y se enfrentaron también a un arbitraje muy riguroso, con dos antideportivas incluidas. Pero perder por 15 puntos en la última entrega te aboca al abismo. Menos mal que el Efes dio buena cuenta del Milán y los vascos están ya clasificados para la siguiente fase. A última hora de la noche, se conoció la victoria del Zalgiris por lo que el Olympiacos queda fuera y el rival de los alaveses volverá a ser el CSKA con el factor cancha en contra para los de Perasovic.

El Baskonia visitaba Moscú con un historial de gesta con CSKA. El balance que tenía era de 15 derrotas y 1 victoria (Final Four rusa). En los últimos 13 compromisos no había conseguido tomar el feudo eslavo. Perasovic colocó a Garino (que salía de lesión) en el quinteto titular y los vitorianos se mostraron más guerreros que los anfitriones (4-9, min 3). El Baskonia defendía duro pero encajó un parcial de 6-0. La entrada de Hines hizo daño por su capacidad de intimidación. Al final del primer cuarto, los moscovitas llevaban 5 pérdidas y el Kirolbet, 6 (3 de ellas eran de Vildoza). A pesar de ello, los vascos se fueron por delante tras la primera entrega (17-21).

El CSKA empezó a dominar el rebote y Higgins se mostró muy inspirado. Pero para señalado, Huertas. En el minuto 15 llevaba 10 puntos y 11 de valoración. Sin embargo vio la tercera falta personal y se tuvo que ir al banco. Los rusos tiraban más de 3 que de 2 (algo extraño en su caso). No se jugaban nada ya que serán segundos pase lo que pase (25-32, min. 14). Los vitorianos se quejaron del diferente criterio arbitral en materia de faltas, lo cual llevó a tirar muchos menos tiros libres (17 los locales y 8 los baskonistas en el ecuador). El 40-44 del descanso dejó muy a las claras que los de Velimir Perasovic no querían fiar la clasificación a terceros en otros cruces o partidos.

Al volver de los vestuarios quedó claro que era Huertas el que se había echado el equipo a la espalda. Llevaba 17 puntos en el minuto 27 y tenía un protagonismo excesivo porque Vildoza sumaba 4 faltas. El CSKA estaba muy fallón en los tiros libres y los de Peras empezaron a estirar la goma claramente (49-58, min. 27). Diop endureció la pintura y los del Buesa dejaron el luminoso en un 55-66 que les hacía apostar claramente por la victoria. Claro que les faltaba pasar por el calvario del último cuarto.