Competición
  • Champions League
Burgos Burgos
76
FIN
84
Obradoiro Obradoiro

LIGA ENDESA | JORNADA 25

Un gran Ben Simons da la victoria a Obradoiro en Burgos

Las pérdidas de balón y la falta de concentración de su rival en los últimos minutos dieron la victoria a los de Moncho Fernández.

El Monbus Obradoiro, guiado por un estratosférico Ben Simons con treinta puntos, ha derrotado en Burgos a San Pablo en un encuentro que pudo llevarse cualquiera de los dos, pero las pérdidas y la falta de concentración en los últimos minutos dieron la victoria a los de Moncho Fernández.

El encuentro empezó con dominio gallego, ya que los burgaleses tardaron hasta tres minutos en abrir el marcador, pero las faltas de los jugadores interiores del Obradoiro daban oportunidad a los de Epi de seguir en el encuentro.

Javi Vega empató el encuentro para los locales con dos tiros libres, pero un parcial de 0-8 a favor de los de Moncho Fernández permitió a los visitantes conseguir la primera ventaja del encuentro (14-22). Las cosas no mejoraron para los burgaleses, que intentaron sin éxito seguir el ritmo anotador de los gallegos -cinco triples de seis intentos- pues Obradoiro llegó al final del primer cuarto con la máxima ventaja hasta el momento (18-27).

Un parcial de 8-0 a favor de San Pablo, con dos triples seguidos de Vitor Benite, dio la vuelta al marcador. El brasileño, apoyado por Huskic y Cancar, dieron distancia a los locales (34-29), pero de nuevo el acierto exterior del Monbus empató el encuentro (37-37) a falta de tres minutos para el descanso. Simons seguía con su acierto desde la línea de 6.75 poniendo otra vez por delante a los gallegos, que demostraron así que no iban a poner las cosas fáciles a los locales. Se llegó al descanso con un 44-47 que dejaba todo abierto para la segunda mitad.

El paso por los vestuarios no cambió la dinámica, aunque se apreciaron dos equipos mucho más anotadores, algo que no beneficiaba a los de Moncho Fernández, ya que Sutton apareció en el encuentro para poner por delante a los de Epi (60-57). El partido cambió de dueño constantemente con un Sutton que comenzó a mostrarse cómodo y un Vasileiadis que no estaba dispuesto a dar nada por pedido. Un tercer cuarto de infarto dejó el marcador en 65-62.

Si alguien quiso ese fue Ben Simons, que con tres triples casi consecutivos volvió a poner a los de Santiago por delante. Los burgaleses no encontraron la clave para frenar al norteamericano que tenía su mejor día en anotación. Moncho se quedó sin Brodziansky y Nick Spires por faltas lo que aprovecharon los locales.

Con 76-79 en el marcador, las pérdidas condenaron a los de Epi. La falta de concentración de Dominique Sutton en los últimos segundos del partido privaron al conjunto local de llevarse una victoria más que necesaria.