Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

RAPTORS 111-LAKERS 98

El mejor Marc en Toronto y los Raptors derrotan a los Lakers

Buen partido del pívot con Ibaka cumpliendo sanción y triunfo finalmente cómodo de los Raptors ante los Lakers: 29+4+6 de LeBron.

Después de llevarse una paliza en Cleveland y de acaparar titulares por la pelea de Serge Ibaka, los Raptors tuvieron tres días para airear un poco la mente antes de recibir a unos Lakers que están un poco mejor en los últimos partidos pero a los que no les da para asustar demasiado en las canchas de los mejores equipos de la NBA. Y los Raptors lo son, ahora en 49-20, a un triunfo de llegar a los 50 por cuarta temporada consecutiva, algo que por cierto no hacen los angelinos desde 2011. Sin Ibaka, que comenzó a cumplir sanción (tres partidos), y sin un Kyle Lowry que descansó por problemas en un tobillo, los Raptors ganaron (111-98) y siguen a tres partidos de los Bucks en una lucha por un liderato del Este cada vez más decantado: a los canadienses les quedan solo trece por jugar.

Para los Lakers es un 31-37, con la sensación de que no se acaba nunca una temporada que en verano parecía no empezar nunca. Todo ha salido mal, y al menos en esta gira por el Este han recuperado la competitividad, si acaso, aunque con todas sus circunstancias: LeBron sigue en restricción de minutos (esta vez 32 con 29 puntos y 6 asistencias) y se quedó en el banquillo en el tramo final del segundo cuarto, cuando los Raptors convirtieron un 51-52 en un 65-54. Con una mezcla de jugadores que lo intentan (Caruso) y otros que no (Rondo), con muchos problemas por dentro después de regalar a Zubac para hacerse con un Muscala que no aporta nada, sin puntería (7/31 en triples, 9 menos anotados que los Raptors), con 20 pérdidas y los problemas de rodilla que arrastra Hart muy visibles hasta el punto de que no se entiende que siga jugando en una temporada en la que ya no lo hacen Ingram y Lonzo, los Lakers de los últimos partidos al menos compiten. En medio del naufragio y entre titulares más o menos escandalosos y prácticamente diarios en la prensa. Si se busca la definición de annus horribilis, es esto.

Los Raptors ganaron con intensidad y profesionalidad, sin dos titulares pero con Kawhi Leonard (25+8+4) y Siakam (16+5+6) liderando la carga, bien acompañados por un Powell excelente (20 puntos) y un Marc Gasol (titular: no estaba Ibaka) que jugó unos de sus mejores partidos desde que llegó a los Raptors: 15 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y mucha implicación en el ataque desde el principio. Una versión del español cercana a lo que en Canadá querrán ver en playoffs. En eso están los Raptors y en eso, ya desde hace mucho, no están los Lakers de un LeBron que solía ser un terror desatado cada vez que ponía el pie en Toronto con la camiseta de los Cavs. Ahora mismo, tiempos muy lejanos...