NBA | JAZZ 115 - BUCKS 111

Aviso para navegantes: los Jazz también se cargan a los Bucks

Dos días después de ganar en Denver, los de Utah pudieron con el mejor equipo de la Liga. Impresionante Donovan Mitchell (46+3+6+2).

Decíamos hace unos días que los Jazz tenían el mejor calendario en sus últimos 20 partidos, con 15 de ellos ante rivales por debajo del 50%. Pero que antes se veían las caras ante dos rivales dificilísimos como son los Nuggets y los Bucks. Pues en Utah han dado un auténtico golpe sobre la mesa ganando a los dos. Tiene toda la pinta de que estamos ante un final de temporada como el de 2018, en el que un calendario amable y un equipo en el mejor momento de la temporada se juntaron para ganar como no lo hizo nadie en el último tramo de curso.

Fue un partido de contrastes. De los 14 puntos de ventaja de los Bucks en el primer cuarto a los 13 de los Jazz en el segundo, para que los visitantes volviesen a coger ventaja de 17 en el tercero. Durante todo ese tiempo se vio a un Brook López dominador (16+8 y 7 tapones, con 4/4 en triples), mientras que en el otro bando Rudy Gobert hacía uno de los peores partidos de la temporada. Totalmente superado, se quedó en 5 puntos y 9 rebotes, jugando sólo 19 minutos con un -36 en su haber.

A todo esto, hay que decir que no estuvieron ni Brogdon ni Bledsoe y que Budenholzer decidió sustituirlos por dos hombres altos: Ilyasova y Mirotic, dejando varios emparejamientos muy sorprendentes al inicio del partido. Lo que no fue nada sorprendente fue el duelo entre Antetokounmpo y Mitchell, una verdadera maravilla para la vista. Los dos firmaron un partido de auténtico escándalo que al final cayó del lado del de Utah porque su último cuarto fue sencillamente brutal.

El griego acabó con 43 puntos, 14 rebotes y 8 asistencias, y metiendo los dos triples que acertó en el partido (en sólo tres intentos) en el último periodo. Pero es que enfrente Donovan Mitchell se marcó 46 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias, en el que es sin duda su mejor actuación del año. La división de su anotación por cuartos fue 11+4+12+19, con un 7/10 en tiros de campo y un 3/3 en triples (entre ellos los dos para amarrar el triunfo) en ese último periodo, además de tres asistencias. Y los tres tiros que falló acabaron en rebote ofensivo de Derrick Favors, que se multiplicó ante la aciaga noche de Gobert. 23 puntos y 18 rebotes para él.