LIGA ENDESA | 21ª JORNADA

El UCAM sorprende al líder y corta su racha negativa

El Barça dominó la primera mitad pero el bloque de Sito Alonso, penúltimo en la ACB, tiró de oficio para hacerse con su sexta victoria en un final con Instant Replay.

El Barcelona Lassa, líder de la Liga Endesa, cayó por 71-70 en la pista del UCAM Murcia en un final de infarto y en el que los locales, tirando de orgullo y casta, truncaron su racha de nueve derrotas consecutivas y toman aire en su pelea por la permanencia. Llegaban los culés lanzados, volvían a la competición liguera después de conquistar la Copa del Rey y de haber vencido también los dos choques de la Euroliga disputados desde la consecución de este título y el arranque de este domingo dejó la sensación de que no aflojaría. 

El primer cuarto estuvo claramente dominado por el cuadro catalán. De hecho, el 3-2 tras un triple anotado por Ovie Soko, fue la única ventaja local en un periodo en el que los azulgranas impusieron su poderío físico y su vigor defensivo, mientras que el UCAM vivía de sus tres triples en estos 10 minutos.

En el segundo cuarto se mantuvo la misma tónica, acentuada cuando Kyle Kuric entró en escena (15-25). Sin embargo, los granas, huyendo de la batalla en la pintura, sí sacaron provecho de su inspiración en la larga de distancia -8/20 desde más allá de la línea de 6,75- y esa arma, más la defensa, permitieron a los de Sito Alonso, exentrenador del Barça y desde hace un mes técnico universitario, volver a cobrar ventaja muchos minutos después coincidiendo con la llegada del descanso (34-33).

La igualdad y la alternancia en el mando del marcador presidieron el tercer parcial, en el que el conjunto dirigido por el serbio Svetislav Pesic no hacía que su superioridad en el rebote -33 capturas frente a las 25 de su rival tras 30 minutos y 43 a 34 al final- se tradujera en el marcador. No en vano, se entró en el cuarto definitivo con un apretado 50-49 a favor de los de Murcia.

El encuentro se encaminaba hacia un final de infarto y, aunque el UCAM CB, con Askia Booker asumiendo la responsabilidad, cobró cuatro tantos de renta (64-60 a 4 minutos del final), todo se decidiría casi en un cara o cruz. Ya dentro del minuto final, con 71-70, Milton Doyle falló dos tiros y luego, en la otra parte de la cancha, Kevin Pangos y Kuric, ambos en los últimos cinco segundos, también marraron sus lanzamientos, por lo que se mantuvo esa mínima ventaja favorable a los locales ante la doble sensación de euforia y alivio para su sufrida afición.