Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
EN JUEGO
Twente Twente TWE

0

Heracles Heracles HCL

0

RESTO DE LA JORNADA

Desastre histórico de los Suns y otra exhibición de D'Angelo

Los Pacers no paran y Nets y Pistons marchan al alza en un Este que vio otra vez al mejor Love. Los Suns siguen batiendo récords negativos.

HAWKS 120-SUNS 112

Los Suns también perdieron en Atlanta (120-112), donde dos de los peores equipos de la temporada demostraron que están en puntos de crecimiento diferentes. Los Hawks ya están en 20 triunfos (20-40) con un estilo en construcción y un núcleo muy interesante (Trae Young-John Collins-Taurean Prince-Kevin Huerter-Omari Spellman) que puede recibir dos picks muy altos en el próximo draft, el suyo y el de los Mavericks, que tiene protección top 5 para los texanos. Los Suns, por el contrario, no atisban solución: han alcanzado las 50 derrotas (11-50) por cuarta temporada seguida y por quinta en siete y están en la peor racha de derrotas consecutivas de su historia, ahora 17.

Sin estilo ni pasión ni por ahora vocación, los Suns van de trompazo en trompazo, este tras desperdiciar 8 puntos (95-103) en los últimos seis minutos y acabar con más de cuatro sin ninguna canasta en juego. Al final, los Hawks parecieron querer más la victoria y tener una idea más clara de cómo lograrla, con aportación decisiva de Trae Young (23 puntos, 8 asistencias), John Collins (19 y 14 rebotes), Prince (21+8)...

Muy por encima a la hora de la verdad de un DeAndre Ayton intrascendente (14+12), un Josh Jackson que sigue quemando oportunidades de demostrar que no es un bust gigantesco y un Devin Booker (26 puntos en 23 tiros) al que empiezan a pesarle tantas derrotas. Desde que aterrizó en 2015, los Suns están 79-228 y algunos ya se pregunta si, además de un anotador tremendo, puede ser el líder que a veces sí ha parecido. Quizá el debate no sea del todo justo con él, pero es el precio de una cuenta de derrotas que va ya por 50 y 17 seguidas... Un horror en Arizona.

HORNETS 115-NETS 117

Por algo es all star D'Angelo Russell. El base, ex de los Lakers, sigue con su tremenda explosión y fundió a unos Hornets que siguen acumulando derrotas en partidos ajustados y están consumiendo otra temporada con muy poco de lo que sentirse orgullosos. Ni siquiera supieron amarrar un triunfo que tenían hecho después de remontar 19 puntos (50-69) en la segunda parte. Al ritmo de Kemba Walker (32 puntos) y Tony Parker (21), y muy poco más, tenían un 111-103 a tres minutos del final. Entonces les arrolló Russell, que anotó ahí 12 de sus 40 puntos (y 7 asistencias) incluido el triunfo final a 39 segundos del final.

Después falló dos veces Kemba, la segunda en una acción en la que primero pudo hacer pasos y luego pidió falta de LeVert. Al final, triunfo de los Nets y desempate: 31-30 para ellos, sextos del Este, y 28-31 para los Hornets, octavos con un partido y medio de ventaja sobre los Magic. Muy decepcionantes en el primer año del proyecto Borrego. Todo lo contrario que los Nets, que siguen llenándose de prestigio y optimismo.

CAVALIERS 112-GRIZZLIES 107

Kevin Love jugó dos partidos en back to back por primera vez desde su regreso, y demostró ante unos tristes Grizzlies que va recuperando el pulso: 32 puntos (10 en el último cuarto) y 12 rebotes en 26 minutos en pista. Su presencia y el atisbo de progresión de Sexton (20+6+5), Zizic (18+7) y Osman (11) alegran a unos Cavs que suman dos triunfos seguidos y que buscarán la primera racha de tres de un curso en el que buscan razones para no darlo por perdido. Los Grizzlies fallaron al final a pesar de contar con veteranos como Conley (18 puntos), Valanciunas (25 y 11 rebotes) y Noah (16+7+4).

WIZARDS 112-PACERS 119

Pocos equipos más ejemplares en la última temporada y media que Indiana Pacers. Y pocos más disfuncionales que Washington Wizards. En la capital, los Pacers aseguraron su victoria número 40 (40-20), lo que les asienta como terceros del Este, un mérito enorme tras la lesión de Oladipo que les alza a ese número redondo de triunfos 19 días antes que en 2018, cuando su gran estrella estaba a pleno rendimiento.

Con ocho triunfos en los últimos nueve partidos después de perder cuatro seguidos tras la fatídica lesión, los Pacers están a años luz por funcionamiento colectivo que unos Wizards terribles en defensa y que viven colgados de las rachas de anotación de Bradley Beal (35 puntos esta vez). Poco antes el ataque coral de Young (22), Bogdanovic (18), Collison (15, 11 en el último cuarto), Sabonis (13 y 12 rebotes)... Excepcional trabajo de McMillan y su equipo, también ante las adversidades.

HEAT 96-PISTONS 119

Dos caminos opuestos se cruzaron en Miami: los Heat se despeñan (26-32), cada vez más lejos de playoffs por muchas oportunidades que siga dando el Este, y los Pistons van a más visiblemente y están séptimos, casi en empate con los Nets por la sexta plaza y, curiosamente, en 28-30 después de 58 partidos por tercera temporada consecutiva.

Los Pistons se rehicieron y tras un mal inicio (29-18) enlazaron un parcial de 20-46 que les dio un mando que ya no peligró. Esta vez, además, la clave su triunfo fue la producción de un banquillo que les ha dado muchos quebraderos de cabeza hasta ahora: 35-66 en puntos de suplentes con 22 de Ish Smith y 17 por cabeza para Galloway y Kennard. En los Heat, 22 para Richardson, el mejor jugador de un equipo trabajador pero extramadamente limitado.