Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Oviedo Oviedo OVI

-

Lugo Lugo LUG

-

Serie A
Ligue 1
Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

NBA | MAVERICKS 102 - BLAZERS 101

Doncic lidera una remontada de ensueño ante los Blazers

El esloveno se echó a la espalda al equipo en un último cuarto superlativo (24-9). Firmó 28 puntos en el duelo y 13 en el cuarto decisivo.

Difícil de explicar la sensación con la que los aficionados de los Mavericks abandonaban el American Airlines Center tras lo vivido en el duelo ante los Blazers. No habrían salido del recinto y aún mantendrían en su retina la remontada que acababa de firmar su equipo en el último asalto del partido. Los texanos sufrieron, y de qué manera, para ganar un duelo en el que fueron a remolque desde el principio, y el cual se puso muy cuesta arriba tras acabar el tercer cuarto, cuando un Damian Lillard en estado de gracia mostraba su potencial desde la línea de tres.

En ese momento su equipo ganaba de 14 y él llevaba 28 puntos y 6 triples de 9 intentos, prácticamente el doble que Luka Doncic. Pero fue entonces cuando el esloveno cogió las riendas en ataque y se desató la tormenta perfecta. Anotó 13 de los 24 puntos de los Mavs en el último cuarto (24-9), entre ellos dos triples y un 2+1 vital que ponía a los de Texas por delante a falta de un minuto y medio para el final. Para sorpresa de todos, y más aún tras lo acontecido en el parcial anterior, los de Rick Carlisle fueron capaces de secar a la quinta potencia ofensiva del Oeste. Solo anotaron tres tiros de campo y tres puntos desde la personal en los últimos 12 minutos, cerrando un cuarto lapidario y tremendamente decisivo en el resultado.

Pero el inicio del duelo fue muy distinto. Pasaron varios minutos desde el salto inicial hasta que el encuentro cogió ritmo. Doncic y un gran Hardaway lideraban al bloque de Dallas y Lillard respondía de la misma forma. Los tres jugadores cerraron el primer cuarto (25-24) con 7 puntos cada uno, añadiendo al esloveno 5 rebotes y 2 asistencias.

El primer arreón visitante vendría en el segundo cuarto. Los de Portland demostraron tener una segunda línea muy competente y arrasaron con un 1-15 inicial (26-39). Rodney Hood y Jake Layman hacía añicos el aro contrario, pero la reacción local llegó con la vuelta de Doncic y Hardaway a pista. Parcial de 14-4 y de nuevo el partido en igualdad (40-43). Pero faltaba un protagonista por aparecer antes de llegar el descanso. El poderío de Jusuf Nurkic en la zona, sin un DeAndre Jordan que le frene, hizo estragos para regalar una cómoda renta a los Blazers (47-57).

Fue tras el descanso cuando los locales volvieron a apretar, pero Nurkic en la zona y Lillard en el extrarradio eran más que suficientes para frenar esas acometidas y aumentar la ventaja al final del tercero (78-92). El devenir de los doce minutos finales fue otra historia, escrita de puño y letra por un Doncic desmesurado en ataque. Acabó el duelo con 28 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, superando en cuatro puntos a un más que notable Tim Hardaway Jr.

Con esta son ya seis las victorias de los Mavericks en los últimos nueve partidos. Siguen undécimos en el oeste (26-29), a la estela de los Lakers y con la pequeña esperanza de escalar posiciones para alcanzar el sueño de este año: los playoffs. De estar en el Este, estarían dentro en octava posición. Pero el peaje del Oeste es más caro y la realidad es que los Clippers, octavos de su conferencia, les superan en cinco victorias, alejándoles de la utopía que supone estar a un lado o al otro de Estados Unidos.