Fuenlabrada Fuenlabrada
93
FIN
92
Estudiantes Estudiantes

LIGA ENDESA | 19ª JORNADA | MONTAKIT FUENLABRADA-MOVISTAR ESTUDIANTES

Rowland y Cruz sentencian al Estu y el Fuenlabrada toma aire

El base, que debutaba, y el mexicano alargan la maldición colegial en el Fernando Martín: doce derrotas seguidas. Clavell pudo empatar en el último segundo.

El Montakit Fuenlabrada adora las tradiciones y, una temporada más, no quiso dejar pasar la oportunidad de ganar al Movistar Estudiantes en el Fernando Martín. Con la victoria de este sábado, suma doce triunfos consecutivos: desde febrero de 2007, con Mariano de Pablos en el banquillo, los colegiales no toman el sur de Madrid. Da igual cómo llegue uno u otro, la inmutabilidad es la única ley que rige en el fortín fuenlabreño en estas citas. Y eso, que los visitantes pudieron llevar el encuentro a la prórroga en el último instante y de la mano de Gian Clavell. Con 93-89 y tras un robo de Brizuela, embocó un triple a falta de seis segundos con falta (dudosa) de Rowland incluida.

El puertorriqueño erró desde la personal y Whittington salió disparado en la lucha por el rebote con Kravstov. Los árbitros no pitaron nada y el Fuenla logró su séptima victoria del curso y pone tierra de por medio (dos encuentros) con el UCAM Murcia, que ocupa ahora mismo la penúltima plaza de la Liga Endesa y que este domingo visita al Obradoiro en Santiago. La única mancha al triunfo: la lesión de Álex Llorca. El escolta se retiró con molestias en la pierna izquierda y no volvió a la cancha. 

Un triunfo que se cimentó en un nuevo y en un viejo. Rowland, que debutaba tras ser anunciado el viernes, destrozó con su magnífica lectura de la defensa estudiantil y con una ejecución constante del pick and roll. El estadounidense siempre encontró a algún compañero, aunque su favorito fue Kravstov (16 puntos, 8 rebotes y 23 de valoración), y acabó con 7 asistencias, a las que añadió 7 tantos para 15 de valoración.

 Luego, Pako Cruz, que bordó un excepcional encuentro. El mexicano respondió al empuje inicial colegial (9-19, min. 7) con 4 de 4 desde el triple en su primera aparición.  Hasta su primer acierto, los locales enlazaron siete fallos desde el perímetro. Si Gentile firmó 24 tantos, él dio la réplica con 26.

Y bajo su batuta, el Fuenla fue encontrando su sitio en un duelo que no vio de cara hasta el triple de Popovic (63-62, min. 27), que completó el inmaculado y físico tercer cuarto de Eyenga (9 tantos en ese periodo). A pesar de ese empuje, cocinado de parcial en parcial, los del Che no amaestraron a la bestia y esta se revolvió con Gentile y Clavell, que firmó 17 de sus 21 tantos en los últimos diez minutos. 

Pero el parcial 9-2 en la recta final del duelo dio una estocada casi definitiva (83-77), que el Estudiantes estuvo cerca de salvar. No lo hizo y cayó por una defensa que dio demasiadas facilidades en la penetración y que no tuvo respuesta al bloqueo y continuación del Fuenla. Los colegiales dejan en dos sus triunfos consecutivos y la sensación de que el sur de Madrid no caerá nunca. El Montakit sonríe un poco más. Por la victoria y por la llegada de Rowland.