Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

99

Khimki Moscú KHI

86

FINALIZADO
Maccabi TEL

84

Estrella Roja RED

69

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

78

Milan MIL

79

FINALIZADO
B. Munich MUN

104

Asvel Villeurbanne AVI

63

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

NBA | LAKERS 100 - THUNDER 107

Del abucheo al aplauso: George toma el Staples al estilo MVP

Paul George volvía a Los Ángeles tras rechazar a los Lakers en verano y supo capear el temporal y firmar otra exhibición. Kuzma, lesionado.

Paul George no está haciendo prisioneros esta temporada, está en uno de los niveles más altos de su carrera profesional, y tampoco iba a frenar en el Staples Center. De hecho, si había algún partido que podía tener marcado en rojo en el calendario, era éste. Y terminó con 37 puntos. No hay más preguntas, señoría.

El jugador llegaba como principal atracción del encuentro por la decisión que tomó el pasado verano, la de rechazar el fichaje por los Lakers para renovar con los Thunder. Los aficionados del Staples le pagaron con la moneda del abucheo, aunque PG las canjeó por onomatopeyas de sorpresa al ver de qué era capaz.

Tras un primer cuarto de tanteo y mucha igualdad, llegó el momento de que el pabellón comenzara a rugir. Un 12-4 de parcial, Ball haciendo tapones y Caldwell-Pope destapándose con buenas acciones. Ahí se calzó las botas George, con la ayuda de Westbrook, para apaciguar a su equipo y erizar a todos los demás: técnica absurda por 'taunting', canasta con adicional para cerrar la primera parte... 

Entre Zubac, Mykhailiuk y KCP, los activos que estuvieron Ingram y Hart en cada parte que pisaban y las buenas combinaciones para que Chandler y McGee remataran intentaban paliar todo lo malo: que una nueva lesión, la de Kyle Kuzma (espalda), unida a las de Rondo y LeBron, se notara lo menos posible.

Llegaban mejor al último periodo los Lakers, pero no contaban con Paul George, con sus ganas de marcar territorio en justamente la tierra que le vio nacer y frente al equipo al que estaba predestinado a pertenecer. Sólo ganaban por dos a falta de cuatro minutos, pero el jugador de los Thunder reventó el partido con dos canastas con contacto, un alley-oop a Adams y un matazo tras el que despendoló su garganta para gritar a los cuatro vientos que estaba allí.

Tercera victoria en cuatro partidos para los Thunder. No consiguen llegar aún al liderato de la Conferencia Oeste, pero sí dejar a los Lakers al borde de quedarse fuera de los puestos de privilegio tras la tercera derrota en cuatros partidos de éstos.