Copa del Rey
Copa Libertadores
NBA
Toronto Raptors TOR

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Portland Trail Blazers POR

-

Dallas Mavericks DAL

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Phoenix Suns PHX

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Eurocup
L. Kuban TIV

-

Ratiopharm Ulm RAT

-

Estrella Roja RED

-

Valencia VAL

-

Cedevita Zagreb CED

-

Unics Kazan UNK

-

BC Andorra AND

-

Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

-

Limoges LIM

-

Unicaja MAL

-

Open de Australia Dobles Masculino
EN JUEGO
jamie_murray__bruno_soares Jamie Murray # Bruno Soares MUR#SOA
3 2
henri_kontinen__john_peers Henri Kontinen # John Peers KON#PEE
6 1
FINALIZADO
lukasz_kubot__horacio_zeballos Lukasz Kubot # Horacio Zeballos KUB#ZEB
6 6 4
ryan_harrison__sam_querrey Ryan Harrison # Sam Querrey HAR#QUE
3 7 6
FINALIZADO
pierre_hugues_herbert__nicolas_mahut Pierre-Hugues Herbert # Nicolas Mahut HER#MAH
6 7
bob_bryan__mike_bryan Bob Bryan # Mike Bryan BRY#BRY
4 6
Temas del día Más temas

THUNDER 122-MAVERICKS 102

Los Mavericks de Doncic son un desastre fuera de su pista: ¡2-16!

Los Mavericks de Doncic son un desastre fuera de su pista: ¡2-16!

Alonzo Adams

USA TODAY Sports

El esloveno no brilla en OKC, donde Russell Westbrook arrolla a los texanos, que cierran diciembre sin ganar un solo partido a domicilio: 0-9.

No era el mejor plan para acabar el año visitar a los Thunder, en una de las pistas más eléctricas de la NBA y con Russell Westbrook jurando venganza después de haber jugado un mal partido y haber dejado una victoria que estaba casi cocinada solo 24 horas antes. Y mucho menos si eres el peor equipo de toda la competición a domicilio. Así que todo eran malos augurios para los Mavericks, y mal resultado obtuvieron: 122-102, avasallados por unos Thunder mucho más intensos y que no necesitaron acierto (6/24 en triples) porque tiraron 29 veces más (103-74) a pesar de que los Mavs cogieron más rebotes. La razón: las pérdidas. Solo diez de los locales... por 29 de los texanos. Nunca los Thunder habían forzado tantas. De ahí, muchos más tiros, más del doble de anotación en transición rápida (26-12) y, de postre, un apabullante 56-28 en anotación en la zona.

El partido fue tan desequilibrado como sugieren esos datos. Los Mavericks empezaron fallando todo y apenas rascaron durante el resto del partido (23-8 en 8 minutos) la superficie de una posible remontada: 69-57 atravesando un tercer cuarto en el que un 8/13 en triples no les sirvió para acercarse más a un rival en el que, efectivamente, Westbrook cumplió con su palabra: mejor selección de tiro (solo un triple lanzado) para un 32+11+11 con 4 robos con el desencuadernó a un rival extremadamente frágil. Ni siquiera hizo falta un gran partido de Paul George para acompañar (faena de aliño: 22 puntos en 21 tiros y solo 1 asistencia).

En los Mavericks Harrison Barnes firmó un 7/9 en triples para 25 puntos y 5 rebotes. Es un jugador cuyos números, casi siempre aceptables, suelen tener demasiadas veces escaso traslado a las sensaciones de los partidos. DeAndre Jordan solo anotó dos puntos, Dennis Smith Jr se quedó en 10 y 3 asistencias y Luka Doncic estuvo por debajo de su nivel, sostenidamente extraordinario: 17 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias por 5 pérdidas y un 4/10 en tiros con una sola canasta de dos (3/6 en triples). No tenía pinta de ser un buen día... y no lo fue para los de Rick Carlisle.

Y vienen curvas porque en 17-19 y a tres partidos del octavo puesto del Oeste, los Mavs se van al Este para jugar en Charlotte, Boston y Philadelphia: tres partidos en cuatro días. Un trago para un equipo que está 2-16 fuera de su pista, un asunto que empieza a ser lacerante: solo los Cavaliers (el peor balance de la NBA) tienen una victoria más a domicilio (3-16) por las 4 de Suns, pelicans, Hornets y Wizards. Los dos únicos triunfos lejos de Dallas llegaron en noviembre, en Chicago y Houston (el día 29). Diciembre comenzó con derrota en el Staples frente a los Lakers y se ha cerrado con este partido en OKC. En total, 0-9 fuera para un 7-10 maquillado por el 7-1 en su pista. Un equipo con dos caras pero, finalmente, un ritmo de triunfos total que no vale para jugar los playoffs por mucho que se apriete en suelo propio. No en el actual Oeste, donde no se perdona ni la más mínima debilidad. Y la de los Mavs empieza a ser del tamaño de Texas donde, lo dice el tópico, todo es más grande.

0 Comentarios

Mostrar