Croacia
71
FIN
70
España

ASTV

EUROPEO SUB-16

El madridista Tisma deja sin oro a la España de Garuba (18+16)

El alero del Madrid anotó 25 puntos y Prkacin, MVP, sentenció en un último minuto en el que España tuvo el oro casi en la mano.

España se lleva una plata brillante, trabajada, tan merecida como merecido habría sido el oro si no hubiera aparecido Roko Prkacin, el mejor jugador de Croacia en el torneo, para sentenciar un final de ultra tensión con un mate descomunal (69-67) y una canasta demasiado sencilla llevando al poste a un Pau Tendero más pequeño y sin ayudas. España (después erró Clement a la desesperada) se equivocó en esa última defensa, a falta de cinco segundos, y estropeó el que podría haber sido póster del torneo: un triple impresionante de Héctor Alderete, la joya del Estudiantes, con un defensor literalmente encima. Fue el 69-70 y un pedazo de oro que desapareció finalmente bajo los pies del equipo de Javi Zamora.

Fue una plata que dolió por esa derrota in extremis, la única del torneo para una Selección que ha aunado talento y músculo hasta las mismas puertas del oro. Es, en cualquier caso, la decimoséptima medalla en Europeos Sub-16 para España. La séptima plata y un paso adelante tras el séptimo puesto de la pasada temporada. Es un espaldarazo para los Tendero, Alderete, Pablo Sánchez, Rubén Domínguez y la fuerza en las zonas de Kennedy Clement (extraordinario en la final: 15 puntos y 7 rebotes) y, por supuesto, Usman Garuba: canterano del Madrid, madrileño criado en Azuqueca y una fuerza nuclear que ha puesto el torneo a sus pies hasta el último minuto de la final, que vio en el banquillo con cinco faltas. Había sumado 16 puntos y 18 rebotes, 24 de valoración, dos de años después de ser oro y MVP en esta misma categoría con solo catorce.

La final fue un muy buen partido. Con nervios y con un vuelco tremendo provocado por la insistencia de una España muy competitiva que se había visto desarbolada en el primer tiempo (37-29) por sus pérdidas, sus fallos en el tiro (2/15 en triples) y el martilleo de los brazos kilómetros de Boris Tisma, otra perla del Real Madrid: 19 puntos al descanso, 24 al final con un 8/9 en tiros. Pero el MVP fue Prkacin, por su torneo y sus dos canastas decisivas, estandarte de un excelente equipo en el que también brillaron Paponja e Ivan, el hijo de Velimir Perasovic.

Después de ese primer tiempo en el que Croacia jugó con mucha más soltura y España vivió de atasco en atasco, el partido entró en el terreno de una Selección que apretó atrás, devoró los tableros (17-3 en rebotes de ataque) e hizo del camino de dentro hacia afuera: Clement y Garuba arrancaron el motor y se fueron uniendo Tendero, Alderete, Sánchez... Después de 31 minutos por detrás (desde el 0-2), España se adelantó (55-56) y se escapó (67-63) ante una Croacia sin ideas, que parecía agotarse. Pero quedaban cinco minutos y España solo anotó siete puntos más, triple milagroso de Alderete incluido. Prkacin, bajo control en el primer tiempo, decidió. Y Croacia se llevó el oro. Merecido. Y España la plata. Muy merecida. Sí: como lo habría sido el oro. Buen trabajo.

0 Comentarios

Normas Mostrar