ATP Bastad
Henri Laaksonen LAA
-
Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Diego Schwartzman Diego Schwartzman
-
Simone Bolelli Simone Bolelli
-
Fernando Verdasco Fernando Verdasco
-
Pedro Sousa Pedro Sousa
-
Thiago Monteiro Thiago Monteiro
-
Pablo Carreño Busta Pablo Carreño Busta
-
ATP Umag
Maximilian Marterer Maximilian Marterer
-
Laslo Djere Laslo Djere
-
Albert Ramos-Vinolas Albert Ramos-Vinolas
-
Dusan Lajovic Dusan Lajovic
-
Jiri Vesely Jiri Vesely
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
Guido Pella Guido Pella
-
Aljaz Bedene Aljaz Bedene
-
ATP Newport
Adrian Mannarino Adrian Mannarino
-
Jordan Thompson Jordan Thompson
-
Nicolas Mahut Nicolas Mahut
-
Jason Jung Jason Jung
-
Marcel Granollers Marcel Granollers
-
Gilles Muller Gilles Muller
-
Tim Smyczek Tim Smyczek
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Steve Johnson Steve Johnson
-
Christian Harrison Christian Harrison
-
Denis Kudla Denis Kudla
-
Ramkumar Ramanathan Ramkumar Ramanathan
-
Dudi Sela Dudi Sela
-
Ivo Karlovic Ivo Karlovic
-
Vasek Pospisil Vasek Pospisil
-
Mischa Zverev Mischa Zverev
-
WTA Gstaad
Viktoria Kuzmova KUZ
-
Veronika Kudermetova KUD
-
Patty Schnyder SCH
-
Samantha Stosur STO
-
Alize Cornet COR
-
Conny Perrin PER
-
Mandy Minella MIN
-
Tereza Martincova MAR
-
Marketa Vondrousova VON
-
Elitsa Kostova KOS
-
Sara Sorribes Tormo SOR
-
Valentyna Ivakhnenko IVA
-
Mona Barthel BAR
-
Evgeniya Rodina ROD
-
Leonie Kung KUN
-
Johanna Larsson LAR
-
Stefanie Voegele VOE
-
Tamara Korpatsch KOR
-
WTA Bucarest
Irina Bara BAR
-
Polona Hercog HER
-
Pauline Parmentier PAR
-
Yafan Wang WAN
-
Tamara Zidansek ZID
-
Mihaela Buzarnescu BUZ
-
Anastasija Sevastova SEV
-
Arantxa Rus RUS
-

El Tribunal Supremo legaliza las apuestas deportivas en EE UU

NBA

El Tribunal Supremo legaliza las apuestas deportivas en EE UU

Jeff Green y Aron Baynes durante el primer partido de la final de la Conferencia Este.

Maddie Meyer

AFP

El Tribunal Supremo norteamericano aprobó por 7 votos a favor y 2 en contra acabar con el veto. Las ligas como la NBA esperan nuevos ingresos.

Este lunes 14 de mayo es un día histórico para el deporte estadounidense. Un antes y un después tras el fallo del Tribunal Supremo de declarar anticonstitucional la ley de protección deportiva profesional y amateur (PASPA) y acabar así con el veto que impedía a los estados ofrecer apuestas deportivas. "El Congreso puede regular los juegos de azar directamente, pero si opta por no hacerlo, cada Estado es libre de actuar por sí mismo", sostiene la máxima institución judicial del país.

El caso fue elevado al Supremo por Nueva Jersey y pone fin a una ley que data de 1992 y que tenía como única excepción a Nevada, donde se encuentran Las Vegas. Al margen de Jersey con Atlantic City, que se espera que sea el primero en aprobar una ley sobre apuestas deportivas, hay más de 20 estados que anticipándose a una resolución favorable, prepararon diferentes proyectos de ley que estarán aprobados en menos de un año.

La NBA ha sido junto a la MLB de béisbol el principal organismo deportivo en apoyar la legalización. Diferentes responsables de la Liga hicieron campaña a favor de su regularización a la espera de que parte del pastel cayera en su saco por "propiedad intelectual", según Adam Silver, comisionado. "Las ligas mantuvieron la distancia (...) cuando las apuestas se implementaron hace décadas. Esa fue una jugada incorrecta. No vamos a cometer ese error otra vez. Vamos a participar en el proceso", dijo Dan Spillane, vicepresidente de la NBA.

El principal caballo de batalla para la Liga es la posibilidad de llevarse un porcentaje de las apuestas de los diferentes operadores. Como con la lotería. Un asunto a debate y que puede quedar en nada: no hay nada que obligue ahora mismo a las casas y casinos a dar parte de sus beneficios a las competiciones. Un ejemplo es West Virgina. El gobernador Jim Justice llegó a un acuerdo con la NBA, el MLB y el PGA Tour de golf, pero varios legisladores han cuestionado la legalidad del negocio y el proceso todavía está en desarrollo. Lo que pase en Virginia puede afectar al resto del país y el esfuerzo tanto del baloncesto como del béisbol profesional en un mercado tan pequeño está siendo titánico. 

"Seguimos a favor de un marco federal que brinde un enfoque uniforme del juego deportivo en los estados que decidan permitirlo y seremos activos en las discusiones que se están desarrollando con las legislaturas estatales. Independientemente de los detalles de cualquier ley futura, la integridad de nuestro juego sigue siendo nuestra principal prioridad", declaró Adam Silver tras la resolución del Tribunal Supremo.

Pase lo que pase, la Liga tiene otras dos dianas a las que disparar. Por un lado, la venta de los datos en directo de los partidos a los casinos y casas de apuestas y, por el otro, el más que probable aumento de las audiencias de los partidos.   

0 Comentarios

Mostrar