REAL MADRID 83-FENERBAHÇE 86

1x1 del Real Madrid: Campazzo y Rudy no dejaron de creer

El argentino y el balear dieron una vida extra a los blancos cuando todo parecía perdido. Pero Doncic, de más a menos, se equivocó en la última posesión.

Facundo Campazzo (bien, 9 de valoración): Como los diésel, se fue calentando según transcurrían los minutos. Comenzó perdido y tras una floja primera mitad llegó a cuajar grandes acciones en la segunda. Su mordiente no tuvo recompensa. Fue uno de los que sufrió ante un Sloukas especialmente inspirado.

Jaycee Carroll (bien, 10): Cuando el Fenerbahçe amenazaba con el jaque, apareció para enseñar su metralleta. Pocos tiradores tan fiables como él en el Viejo Continente (15 puntos en menos de 18 minutos). Lo malo fue que el microondas se enfrío antes de tiempo. El triple que ponía el 81 se salió del aro.

Santi Yusta (sin calificar, -1): Partió como titular, pero apenas disputó un par de minutos. Perdió un balón en ataque y poco más. Inédito en la segunda mitad.

Anthony Randolph (aprobado, 10): Mejor en los cuartos intermedios que en los de los extremos, en los que se echó en falta su aportación.

Walter Tavares (suspenso, 4): En vez de al Tavares que sujetaba al equipo e intimidaba de hace unas semanas, recordó al jugador tímido de sus primeros días en el club. No cerró el rebote atrás como se espera de un 2,20 y ataque desapareció por completo. Tiene calidad y condiciones para exigirle algo más que un par de rebotes en ataque. El -9 de los blancos con él en cancha habla por sí solo.

Jeff Taylor (bien, 8): Laso no tardó en recurrir a su especialista defensivo ante la que le estaba cayendo al Madrid de inicio. Como suele ser habitual, poco peso en ataque pero gran trabajo atrás que supo reconocer la grada.

Luka Doncic (bien, 17): Revulsivo del equipo, su primera parte nos recordó al Doncic, descarado, lúcido y brillante del primer tramo del curso. Pero se fue apagando según avanzaba el encuentro. Cayó en el amago de Wanamaker y lanzó el triple que pudo haber forzado la prórroga desequilibrado y desde el medio del campo.

Gustavo Ayón (bien, 16): Sin realizar un encuentro brillante, su entrada hizo mucho bien al equipo. Se fajó bien atrás y dejó destellos de su calidad. Cada vez tiene mayor ritmo, aunque acabó desfondado.

Felipe Reyes (aprobado, 11): No estaba siendo su noche, sufría ante el poderío y mayores centímetros de los interiores turcos, pero el capitán nunca se rinde y casi siempre suele aparecer. Hoy no fue una excepción. Forzó la quinta personal de Vesely y anotó una canasta al poste para acercar su equipo.

Rudy Fernández (bien, 5): Los problemas de faltas condicionaron su partido. Jugada de pillo made in Rudy para forzar tres tiros libres que ponían el empate a 20 al término del primer envite. Tan pendiente de los árbitros como activo atrás. Clavó un triple inverosímil al final que dio fe a los blancos cuando todo parecía perdido.

Fabien Causeur (suspenso, 3): Para bien o para mal, pasó desapercibido. Sin ningún tipo de peso.

No jugó: Chasson Randle.