UNICAJA 83 - VALENCIA 85

El Valencia gana al Unicaja tras remontar 17 puntos en Málaga

El Unicaja ganaba 56-39 mediada la segunda parte, pero un genial Van Rossom condujo a los valencianos a una remontada heroica. Augustine falló la canasta que forzaba la prórroga.

0

ASTV

El Valencia se sobrepuso al agotamiento y a la pesada mochila de sus seis bajas y derrotó al Unicaja dos días después de haber hincado la rodilla en Liga Endesa. Los de Txus Vidorreta no se descompusieron cuando, a poco de comenzar el tercer cuarto, perdían por 17 puntos (56-39). Pero contaron con la magia de un formidable Van Rossom que detuvo la caída y dio la vuelta a la noria. El resurgir de Pleiss y Abalde y una defensa colosal terminaron por ahogar a los de Joan Plaza donde Nedovic, genial pero demasiado individualista, no tuvo el respaldo necesario.

El primer tiempo observó parámetros similares al duelo del martes de Liga Endesa. Defensas agresivas, ideas algo espesas y mucha tensión (5-5 min. 4). El Valencia amenazó con irse (5-9). Igualdad y tanteo. El primer parcial se cerró con 19-19. En el segundo acto el equipo de Plaza salió con furia y con el torrencial de un Nedovic despejado. El 28-21 del minuto 13 fue reducido por un 3+1 de Rafa Martínez pero al Valencia se le nublaron las ideas. Dos tiros errados por Green y una perdida temeraria en ataque de los taronja regalaron un contragolpe a los malagueños sellado por Jeff Brooks con un espectacular mate en el último suspiro del segundo cuarto, llegándose al descanso con 48-39. Nedovic llevaba 13 puntos por siete de Rafa Martínez. El serbio acabó con 23 puntos y 20 de valoración. Pero le fallaron sus escuderos.

Unicaja salió como un huracán (56-39). El equipo de Plaza defendía con fiereza mientras que los de Txus Vidorreta no encontraban posiciones cómodas El técnico tuvo que pedir tiempo muerto porque con este 8-0 de parcial el partido se le podía escapar. Van Rossom detuvo la sangría con cinco puntos seguidos y dos más de Doornekamp. Los valencianos no se rendían. 0-7 de parcial. Van Rossom se había echado al equipo a sus espaldas. Nuevo triple y 58-51. Plaza paró el partido para corregir la pájara temporal de su gente. Parcial de 2-11. La igualdad parecía retornar (61-55 min. 17). Y Rafa Martínez que retomaba su demoledora inspiración llevando a los suyos a un 64-61 esperanzador (min. 18). Se alcanzó el minuto 30 con un emocionante 69-65. El Valencia había detenido su caída y soplaba el cogote de los verdes. Quedaba claro que el partido había cambiado.

La recta final se presentaba emocionante con Van Rossom picándose con Carlos Suárez. Técnica para los dos. Pleiss, que estuvo mal el martes, resurgía (72-71 min. 32). Ahora el atascado era Unicaja. Nedovic falló su bandeja favorita y el colosal Van Rossom (15 puntos y 18 de valoración) metió un fantástico triple (72-74). Enorme el carismático belga. Fue el hombre que cambió el partido. La gran defensa del Valencia obligaba a los de Plaza a lanzar tiros sin selección. Y Abalde (16 puntos y 15 de valoración), otro de los héroes, también emergía (74-79 min 35). La desesperación llegaba a las tropas cajistas.

Con 76-79 Vidorreta recibió una técnica por protesta pero Unicaja había perdido la frescura. Tremendo mérito de los valencianos compitiendo así con tantas bajas. Pero no era el día de Green. Nedovic puso el 81-79 (min 38) y Van Rossom fue eliminado por cinco personales. A falta de 1,24, 83-79. Parcial de 7-0 roto por Abalde. Unicaja falló su ataque. Eso le mató. Nuevo empate, a 83. Faltaban 18 segundos. Waczynski no convirtió un triple con sabor a victoria. Quedaban 4,7 segundos. Dos tiros libres para Green. Anotó los dos (83-85). Balón para Unicaja. Augustine falló el tiro de la prórroga. Final. 83-85. El Valencia sigue con vida en Europa y Unicaja rompe su racha de cuatro victorias consecutivas.