Estudiantes
78
AEK
85
Finalizado

MOVISTAR ESTUDIANTES 78-AEK 85

El Estudiantes se cortocircuita en cinco minutos y cae ante el AEK

El equipo colegial perdió frente a los griegos pero salvó el 'basket average' particular. Un parcial 0-17 en casi cinco minutos decidió el partido.

Ser del Movistar Estudiantes esta temporada significa estar abonado a la ciclotimia. A ese estado mental en el que se pasa de la euforia a la depresión, de la alegría a la tristeza en un instante y sin término medio. Hay que admitirlo y contemplar cada partido de manera aislada, sin conexión alguna con el anterior o el siguiente. Porque este equipo colegial, que cayó este martes en Torrejón frente al AEK de Atenas (78-85), es el mismo que ganó en los dos encuentros previos al Venecia y al Valencia, los dos últimos campeones de la Lega italiana y de la Liga Endesa. Esta derrota complica la vida a los de Salva Maldonado en un grupo de la Champions que se aprieta cada jornada. Lo más positivo es que el basket average particular se queda en Serrano 127 por un solo punto.

La desviación emocional de los colegiales se produjo en el último cuarto cuando las acometidas griegas, a lomos de Sakota (17 puntos) y Manny Harris (19), habían sido repelidas una y otra vez por el buen hacer local. La esencia de los dos últimos triunfos flotaba en el ambiente. El equipo se sabía capaz de ganar. Suton lo sentía de inicio (11 de sus 13 tantos llegaron en ese lapso) y Alec Brown y Landesberg, al final (8 de sus 14 fueron tras el descanso). Entremedias, el grueso de las tropas (Brizuela, Cvetkovic y Vicedo) con Cook a los mandos. Ver al estadounidense con el balón es una delicia. Lo ve todo. Lo sabe todo. Brown puso el +10 (39-29) tras coger el testigo de un Vicedo que en dos acciones previas atrapó dos rebotes ofensivos seguidos y forzó una falta en ataque. Sakota descerrajó un triple de calidad que cerraba ese periodo (41-34).

Parcial 0-17 en cinco minutos

Esa diferencia duró lo justo. Pero el Estudiantes no dejaba pasar la línea final a un AEK que hacía mucho daño en el uno contra uno y con penetraciones tras bloqueos interminables. Hasta el minuto 8:01 del cuarto periodo. Con 64-57, Caner-Medley, que segundos antes embocó un triple, protestó más de la cuenta una falta sufrida en la lucha por un rebote defensivo. Desde ahí, caída a plomo: parcial 0-17 en casi cinco minutos (64-74) liderado por Sakota. Landesberg, encabritado, enlazó siete tantos consecutivos en el último minuto, pero James acertó de tres y puso fin a la resistencia de unos colegiales que pasan de la alegría a la tristeza con un pestañeo. Hay que aceptarlo y saber vivir con ello.

RESUMEN

Movistar Estudiantes (18+23+15+22): Cook, Brizuela (10), Vicedo (7), Suton (13), Brown (14) -quinteto inicial-, Cvetkovic (9), Landesberg (16), Sola, Savané (4), Caner-Medley (5) y Arteaga.

AEK Atenas (14+20+21+30): Green (9), Larentzakis (7), Harris (19), James (13), Mavroeidis (9) -quinteto inicial-, Elonu (7), Xanthopoulos (2), Sakota (17), Barlow y Kavvadas (2).

Arbitros: Tolga Sahin (ITA), Gintaras Vitkaukas (LIT) y Zdravko Rutesic (MNE). Eliminado el visitante Sakota (min. 38).

Incidencias: partido de la octava jornada de la Liga de Campeones de la FIBA, disputado en el Pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz (Madrid), ante unos 300 espectadores.