CELTICS 107 - NUGGETS 123

Mudiay (30) destroza a unos Celtics patéticos en defensa

En un bochornoso primer cuarto (23-42), el base anotó más puntos (24) que el resto de Boston. Isaiah Thomas: "No somos tan buenos como pensábamos".

"No somos tan buenos como pensábamos que éramos. Hasta que no defendamos juntos durante los 48 minutos y demostremos de lo que somos capaces, no vamos a ser uno de los mejores equipos defensivos de la Liga". Con estas palabras, Isaiah Thomas hacía autocrítica tras el duro repaso sufrido por los Celtics ante los Nuggets (107-123). De los seis partidos disputados en lo que llevamos de ejercicio (balance de 3-3), en cinco los orgullosos verdes han encajado al menos un centenar de puntos. Una sangría que se ha extendido en sus dos últimos compromisos, en los que han recibido 125,5 tantos de media —sin prórrogas de por medio— y que les ha llevado a ser la segunda peor defensa de la NBA a estas alturas. Mirando el rating defensivo, sólo los Knicks empeoran sus 110,2 puntos encajados por cada 100 posesiones. Un dato demoledor para un equipo llamado a ser uno de los mejores en su propio aro en esta temporada 2016-17. No cabe duda que las bajas de Al Horford y Jae Crowder (a las que suma las de Kelly Olynyk), dos de sus titulares indiscutibles y puntales defensivos, influyen, pero no hay excusa que valga.

Tras su mala actuación en Detroit, los Nuggets se resarcieron esta última madrugada en Boston e infligieron a los Celtics la primera derrota del curso ante su público. Con un Emmanuel Mudiay enchufadísimo (30 puntos para igualar su career high), los de Colorado abochornaron a los de Brad Stevens, quien entonó el mea culpa por el varapalo sufrido. El base salió con muchas ganas y con 24 puntos —máxima anotación en un cuarto por el momento—, se las ingenió él solito para doblegar a su rival en un primer cuarto que se resume así: Celtics-Mudiay (23-24) y Celtics-Nugetts (23-42). Una hemorragia que se prolongó con Wilson Chandler liderando la segunda unidad (22 puntos antes de abandonar el encuentro por unas molestias físicas) hasta llegar al 52-77 del descanso. O lo que es lo mismo, en 24 minutos de juego los Nuggets se quedaron a 9 tantos de igualar los 86 que sumaron en 48 ante los Pistons. Además de Mudiay ("una cosa que he aprendido de esta Liga es que siempre hay otro encuentro partido", diría, aunque eso sí, hay cosas que no cambian: añadió otras 7 pérdidas para al colección) y Chandler, Gallinari (16), Gary Harris y Faried (12+11) anotaron en dobles figuras. Quien no pudo sumarse a la fiesta de Denver fue Juancho Hernangómez. El español no miró a canasta en los escasos dos minutos y medio que estuvo sobre el parqué. 

Sin acierto exterior (8/25 en triples) y superados de nuevo en el rebote (39-47), otro de los malos vicios que están adquiriendo esta campaña, los Celtics no pudieron ni inquietar en el marcador a su rival durante la segunda mitad. Isaiah Thomas se fue hasta los 30 puntos, pero su equipo sufrió un -20 con él en cancha. Nadie se salvó del fiasco. Por el momento, Boston no está sabiendo responder a las grandes expectativas que se habían fijado en torno al equipo para este nuevo curso. Que se escuchara algún silbido en el TD Garden al término del encuentro es prueba de ello. Lo bueno es que apenas llevamos dos semanas de competición. Tienen tiempo de sobra para enderezar el rumbo. Quizá en Washington, el miércoles, empiecen a ganarse sobre el parqué esa reputación que se les supone. Si al orgullo no le acompañas de trabajo y humildad, corres el riesgo de pecar de arrogante.