WIZARDS 88 - KNICKS 90

Willy, titular y el Madison tiene nuevo ídolo: Brandon Jennings

El base, titular en ausencia de Derrick Rose (sigue con el juicio...), puso la intensidad y levantó al público de sus asientos.

NBA

La pretemporada NBA sirve exactamente para esto. Para que los más nuevos intenten meterse a la afición en el bolsillo mientras ganan puntos con su entrenador. Ayer, el Madison Square Garden vibró con un partido en el que los Knicks no sé jugaban absolutamente nada... Pero Brandon Jennings sí, claro.

El base, titular por segundo encuentro consecutivo ante la baja de Derrick Rose (su juicio continuará hoy martes), aprovechó la oportunidad para demostrar que no ha llegado a Nueva York para pasear por la Quinta Avenida. Con solo un año de contrato firmado (cinco millones de dólares), el ex de Bucks, Pistons y Magic quiere dejar atrás las lesiones de los últimos años para volver a competir al máximo nivel.

"Esta temporada ya ha empezado para mí. ¡Es un nuevo día!", escribió el zurdo en su cuenta personal de Twitter después de ser ovacionado por primera vez en un Madison que todavía se acuerda de sus exhibiciones con los Bucks (se fue hasta los 37 en su segundo año en la Liga y dejó otros 36 el siguiente). "Braaandon-Jeeennings!", gritó la parroquia neoyorquina cuando, a segundos del final del tercer cuarto, el base encadenó canasta y 3+1, dejando un par de encontronazos con Casper Ware por el camino que levantaron de sus asientos a todos los presentes.

Al final, 11 puntos que valen mucho más de lo que podrían indicar a simple vista. Porque Jennings ha aprovechado su oportunidad: ya tiene al Madison en el bolsillo y debe ser importante en una rotación que sufre cuando miras al banquillo.

Willy, titular

El mejor de los Knicks fue Carmelo Anthony, que se fue hasta los 19 puntos con una gran serie de tiro (4/5 en triples). Porzingis sumó quince sin estar fino (1/6 desde el triple) y Willy Hernangómez debutó como titular en el conjunto de Nueva York. El español estuvo menos acertado que en el encuentro anterior y terminó con solo dos puntos, tres rebotes y hasta cinco pérdidas de balón.

En los Wizards debutó John Wall, que dejó ocho puntos y alguna entrada de las suyas (eléctrico desde el primer día). Bradley Beal acabó con 17 tantos.