UNICAJA 71 - TECNYCONTA ZARAGOZA 80

El Zaragoza asalta el Carpena y crea dudas en el Unicaja

Los maños firmaron un segundo tiempo brillante y Unicaja se diluyó. Pésimo porcentaje exterior de los malagueños (15% en triples).

ACB

El Tecnyconta Zaragoza tomó el Martín Carpena (71-80) ante un Unicaja dubitativo, poco fiable y excesivamente fallón desde el perímetro. Fue una actuación coral y cargada de personalidad del equipo de Casadevall. Plaza, por su parte, sigue teniendo mucho trabajo por hacer para terminar de componer un equipo que parte con la obligación de dar un paso al frente pero que ya suma dos derrotas en dos partidos.

Empezó firme el Unicaja en defensa (solo encajó 11 puntos en el primer cuarto). Musli alumbraba el juego desde la pintura y Suárez ejercía como escudero de lujo (17-11, minuto 10). Pero en el segundo cuarto el Zaragoza enjugó parte de la renta gracias al acierto exterior de Holt y Gecevicius y a la buena mano de Jelovac. La defensa de Unicaja, para entonces, ya había dejado de ser tan fiera. 

Tras el descanso, Zaragoza mantuvo su línea ascendente al mismo tiempo que Unicaja iba diluyéndose. Musli se mantenía sólido en la pintura y Suárez, imperial, hacía estragos en el rebote ofensivo y anotaba con relativa facilidad. En el bando aragonés, Bellas y Fotu lideraban la pausada pero efectiva remontada visitante. La renta del Unicaja se vio reducida a la mínima expresión al final del tercer acto (53-52).

En los diez minutos de la verdad, Unicaja lo fió todo a su dupla interior Suárez-Musli y a los chispazos de Jamar Smith. Pero no encontró continuidad en su juego y se le cerró el aro desde el perímetro (los malagueños acabaron el partido con un paupérrimo 4 de 26 en triples, un 15%). El Tecnyconta Zaragoza, muy sólido en su juego y con las ideas mucho más claras que su rival, se hizo con el timón del partido. Los maños se plantaron en los dos últimos minutos de partido con cuatro puntos de ventaja (69-73). Después de varios ataques fallidos, Lafayette puso al Unicaja a dos desde el tiro libre (71-73 a falta de 50 segundos). Y ahí emergieron los brazos de Isaac Fotu para cazar un rebote sobre el aro y hacer añicos la canasta y las ilusiones verdes. Suárez no pudo coronar su excelente partido con el triple que debía devolver a su equipo al partido y la victoria voló para Zaragoza de forma más que merecida. Unicaja empieza con dos derrotas en dos partidos y muchas dudas.