BASKONIA 87 - UCAM MURCIA 75

Bargnani destapa su clase con 16 puntos en la segunda parte

El italiano (20) fue el impulsor de los dos últimos cuartos demoledores de los vitorianos, que solo había anotado 22 puntos en la primera mitad.

LIGA ENDESA

Andrea Bargnani destapó el tarro de las esencias en la segunda parte del Baskonia-UCAM Murcia (en la que anotó 16 de sus 20 puntos)  y, junto al pundonor de Rafa Luz, la intensidad de Blazic, los rebotes de Hanga y los puntos de Shengelia, guió a los suyos hacia una victoria que parecía imposible. La remontada fue de órdago a la grande ya que los de Sito Alonso sumaron sólo 22 tantos en los dos primeros cuartos y luego endosaron 65 a los hombres de Óscar Quintana en los dos finales.

Campazzo inauguró el marcador con un triple implacable. A pesar de ello, la producción ofensiva fue ridícula en los primeros minutos (empate a 3 en el minuto 5). UCAM endosó un parcial de 0-11 a los vitorianos en los últimos instantes de la primera entrega y acabó ganando el cuarto por 10-23. El Baskonia firmó un paupérrimo 5 de 19 en tiros de campo durante esa entrega.

Esa dinámica se mantuvo en la segunda fase del choque (13-29, min. 14). Los de Sito Alonso estuvieron 9 minutos sin anotar en tiros de campo entre el final del primer cuarto y buena parte del segundo. Los de Quintana, sin embargo, con buena dirección de Campazzo y un Baron inspirado en ataque, estiraron la goma (la máxima fue de + 19 para los universitarios). El Baskonia llegó al descanso con 22 míseros puntos.

Pero a la vuelta de los vestuarios, Bargnani y los suyos catapultaron al equipo hacia la victoria. Rafa Luz luchaba todos los balones, Blazic se pegaba con todo el mundo, Hanga reboteaba como un poseso y Shengelia, con su potencia y elegancia habitual, acercaba a Baskonia hacia la remontada (39-43, min. 26).

Con el 45-44 los árbitros decretaron pasos del georgiano y, en la misma decisión, antideportiva de Delia. Eso descentró a los de Quintana pero los parciales encajados de 20-6 en el inicio del tercer cuarto (que luego sería de 31-10) tuvieron más explicaciones que la mala actuación arbitral. Sus hombres encajaron 50 puntos en 16 minutos, cometieron pérdidas ridículas, no supieron defender a los de Sito Alonso y bajaron su producción ofensiva de forma clara salvo en los minutos finales