REAL MADRID 142 - THUNDER 137

1x1 del Real Madrid: Llull deja pequeño aquello del ‘Increíble’

El menorquín se superó y firmó una actuación memorable. Hunter, Rudy, Carroll y Thompkins hicieron buena la reacción de un sobresaliente Nocini. Valencia Basket-Real Madrid en directo

Sergio Llull (matrícula de honor): Comenzó muy centrado en su defensa sobre Russell Westbrook, pero acudió al rescate de los suyos en el segundo parcial (el cual cerró, como en el el tercero y el último, con sendos triples sobre la bocina). Tras el intermedio dio un paso atrás en la anotación para repartir juego (sumó asistencias). Pero lo mejor estaba por llegar: firmó un triple estratosférico que forzó la prórroga. El rey del ‘clutch time’ dejó pequeño aquello del ‘Increíble’ con una actuación memorable (22 puntos y 9 asistencias). Un MVP de diez.

Jaycee Carroll (notable): Se encargó de asumir la anotación blanca en plena zozobra inicial, aunque tuvo que trabajar mucho atrás para frenar a un hiperactivo Oladipo (mucho más protagonista que Westbrook). No salió de inicio en el tercer cuarto, pero cuando saltó a cancha lo hizo enchufadísimo. Y acabó máximo anotador local: 24 tantos. Metralleta.

Rudy Fernández (notable): Partió de titular pese a las molestias que sufridas en el debut liguero frente al Unicaja. Fue de menos a más: se convirtió en uno de los hombres claves en la reacción local tras el descanso con su visión de juego. Ya en el último periodo, un robo marca de la casa y posterior triple sirvió para culminar la remontada (112-111) y poner en pie al público del Barclaycard. Disputó unos minutos finales para quitarse el sombrero: ejerciendo de referente ofensivo y contagiando con su energía atrás.

Trey Thompkins (notable): Salió con ganas de agradar y gustar, pero con la mirilla desviada. Sin embargo, todo cambió tras el descanso. Firmó un monumental tercer cuarto en el que firmó 16 puntos con un 4/5 en triples. De sus minutos más brillantes con la camiseta blanca. Actuación para reivindicarse.

Gustavo Ayón (suspenso): Lejos aún de su mejor forma. Pasó por pena ni gloria y acabó desquiciado con el arbitraje. Terminó expulsado al ver dos técnicas consecutivas mediado el tercer cuarto.

Othello Hunter (notable): Otro de los importantes en la remontada local. Dejó para el recuerdo un buen movimiento de pies ante el rookie Domantas Sabonis. Protagonista en la prórroga y en el rebote ofensivo que propició el milagro de Llull. Muy sobrio y convincente.

Luka Doncic (bien): Dejó algún destello de calidad, aunque no tuvo fortuna de cara al aro. Eso sí, volvió a exhibir una personalidad y un descaro impropios de un chaval de 17 años. Demostró que entiende el juego y que puede aportar en el rebote con su potencia de piernas y física. Buena impresión.

Jonas Maciulis (aprobado): Algún apuro defensivo que corrigió en los minutos finales. Cumplió ejerciendo una labor más oscura.

Anthony Randolph (notable): Lo intentó en todo momento (sobre todo en la primera parte sin mucha suerte). Se las vio y deseó para contener a Kanter, aunque acabó dejando su sello y un +8 con él en pista.

Jeff Taylor (bien): Mejoró algo el equipo con su entrada, aunque se precipitó en ciertas ocasiones. Paró bien a Westbrook cuando se emparejó con él.

Dontayne Draper (suspenso): No funcionó como plan B en ataque ni de revulsivo defensivo. Muy gris.

Álex Suárez (aprobado): Disputó sus primeros minutos con la camiseta blanca en pleno diluvio ‘thunder’. Secundario. Aunque eso sí, se retiró con un +3 en su haber.

Felipe Reyes (suspenso): Se retiró cojeando en la primera mitad. Un susto. Sufrió con el poderío y envergadura de los pívots visitantes. Más apagado que de costumbre.

Andrés Nocioni (sobresaliente): Fue el último de los 14 hombres a los que Laso dio entrada en cancha, pero su irrupción fue como agua de mayo para el Madrid. La reacción local llevó el sello del ‘Chapu’. Garra, entrega y lucha hasta el final. Además de firmar numerazos (16 puntos y 6 rebotes en 13 minutos) y participar en la JUGADA errando a propósito el tercer tiro libre. Partidazo.