NBA DRAFT | MERCADO

Ricky pudo salir, Butler pudo llegar y al final... ¡Kris Dunn!

Los Minnesota Timberwolves se movieron mucho durante la noche, estuvieron en todo tipo de rumores y al final se quedaron con el base.

En los momentos previos, nadie pensó que Kris Dunn llegaría libre al quinto puesto de los Minnesota Timberwolves. Pero allí quería jugar el duro base de Providence y allí jugará. Esta vez tuvo que ser el destino...

Los Celtics, con el número tres en su poder, conversaron con Bulls y Sixers. Todo el mundo quería conseguir a Dunn. Se hablaba de negociaciones en las que entraba el nombre de Jimmy Butler y el packs de unos Sixers que, según AP, llegaron a ofrecer lo siguiente: Nerlens Noel, Robert Covington y los picks 24 y 26. Todo por conseguir a Dunn. Una locura.

Sin embargo, Ainge no dio su brazo a torcer (o no encontró lo que quiso), y además de no aceptar las ofertas, dejó libre al base de Providence y eligió a Jaylen Brown (California). Sorpresa.

Así, y después de que los Suns eligieran el talento croata de Dragan Bender en el cuatro, Dunn llegó libre al turno de Minnesota y el teléfono empezó a sonar. Según las informaciones de The Vertical, ESPN y AP durante la ceremonia, llamaron los Bulls y llamaron los Sixers. Sí, los mismos que habían llamado a los Celtics ahora lo intentaban con los Wolves. Se habló mucho de Jimmy Butler, pero los Bulls podrían haber pedido también a Zach LaVine y eso pudo no gustar en Minneapolis. También salió el nombre de Ricky Rubio, de quien Wojnarowski dijo que llevaba toda la semana en el mercado. Y sí, los Sixers ofrecieron (AP) el mismo pack que habían ofrecido minutos antes a los Celtics, pero el destino estaba escrito: Kris Dunn quería Minnesota y Minnesota quería Kris Dunn.