Ricky (14 asistencias) no puede con los Spurs... de Messina

SPURS 101-TIMBERWOLVES 95

Ricky (14 asistencias) no puede con los Spurs... de Messina

Recital de Marjanovic con Ettore Messina al frente tras la expulsión de Popovich en los Spurs. Los Wolves acumulan ya 12 derrotas en sus últimos quince partidos.

Después de comenzar la temporada 8-8, y  con algunos triunfos en pistas muy complicadas del Este que llevaron a los más madrugadores a llevarse a la boca aquello de la lucha por los playoffs que es terreno desconocido en Minnesota, a los Timberwolves les ha llegado un terrible baño de realidad: 12 derrotas en 15 partidos y 11-20 ya. Sólo son peores que ellos Sixers y Lakers y, por los pelos, Nets y Pelicans. De todas formas y dentro de su mal final de año, no es lo peor del mundo perder dando la cara en San Antonio (101-95), donde los Spurs están 18-0 (27-6 total) y son el primer equipo del Oeste que inicia una temporada con 18 triunfos sin fallo en su pista desde los Rockets de 1986. Todo queda en Texas.

Los Wolves comenzaron 0-10 y llegaron a un 6-18 propulsado por cinco asistencias de Ricky Rubio, que terminó con 14, 5 rebotes, 4 robos y otra, vez, su principal laguna en la anotación: 7 puntos, 2/9 en tiros. Poco a poco, los Spurs fueron imponiendo la lógica, aunque lo hicieron de un modo algo ilógico: Popovich fue expulsado en el segundo cuarto por protestar y Ettore Messina se puso al frente del equipo. Tim Duncan no jugó por problemas físicos y el catalizador de la reacción spur fue Boban Marjanovic, que en menos de 15 minutos aportó 17 puntos con un 7/7 en tiros, y 4 rebotes. El gigante serbio va encontrando su sitio y está empezando a ser lo que su mezcla de talento y tamaño prometía: un especialista al que los Spurs pueden sacar minutos de calidad. Lo dijo David West tras el partido: “Como mide 2,21 la gente se cree que sólo es un corpachón enorme, pero se trata de un jugador extraordinario”. Sí que lo es.

Junto a Marjanovic, Ginóbili (13 puntos, 4 asistencias) y Mills (11) empujaron desde la segunda unidad en un día muy discreto de Parker (6 puntos, 2/9 en tiros) y Aldridge (6 y 3/8). En los Wolves, Wiggins anotó 18 puntos y Towns sumó 10 y 12 rebotes. Pero ahora mismo parece un equipo que, un año más, se está acostumbrando demasiado pronto a perder y perder…

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar