Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Uno por uno del Madrid: enorme Ayón, ídolo Jeff Taylor

EUROLEAGUE

REAL MADRID 80 - FENERBAHÇE 73

Uno por uno del Madrid: enorme Ayón, ídolo Jeff Taylor

Ambos se convirtieron en los héroes de la noche más importante del Madrid esta temporada. Reyes no falla y Llull reaccionó a tiempo. Fiesta final.

Sergio Rodríguez (bien, 2 de valoración): Comenzó como titular e intentó tomar el mando del partido con un gran alley-oop a Ayón y un aro pasado acto seguido, pero no le acompañó el tiro exterior. Además sufría atrás para frenar a Bobby Dixon. No tuvo una noche brillante, pero se mantuvo al pie del cañón.

Sergio Llull (notable, 13): Otro de los tocados. Y vaya si notó su equipo las molestias que arrastra en la rodilla izquierda. Hasta que en el último cuarto (12 puntos) se olvidó del dolor, tiró de pundonor (y clase) y con triples, bombas imposibles o penetraciones rompiendo al hombre grande, volvió a ser uno de los héroes de la noche. El anotar el primer triple le hizo despertar.

Jonas Maciulis (suspenso, 1): Su rol en este equipo no es tan protagonista como el de otros de sus compañeros, pero está lejos de ser el jugador que tan determinante fue en tantos momentos el año anterior. Trabajo defensivo y poco más.

Felipe Reyes (notable, 18): Sacó tajada de su superioridad física ante Kalinic y se encargó de sostener al Madrid en el primer cuarto, cuando más llovía. Laso quiso protegerle de las faltas y fresco, fue un martirio bajo el aro en el tercer cuarto. En este tipo de partidos, el capitán siempre responde.

Gustavo Ayón (sobresaliente, 19): Comenzó sufriendo al verse superado por Vesely (vaya pívot que se ha inventado Obradovic) y cometió dos personales en 6 minutos. Al banco, pero cuando regresó a cancha tras el descanso, Ayón volvió convertido en un Titán. Imparable, protagonizó la gran reacción blanca en ese periodo (20-10). Sus rebotes ofensivos, vitales.

Andrés Nocioni (bien, 1): El Chapu es pasión, garra, sacrificio. Y eso fue lo que aportó. Su carácter le sirvió para colocar dos tapones en el segundo cuarto que pusieron al respetable en pie. Con el cuchillo entre los dientes, un guerrero que acabó lesionado (hombro).

Willy Hernangómez (notable, 10): Cuando peor pintaban las cosas para los suyos, apareció el Willy de Sevilla. Crecido en defensa y agigantado en el ataque, fue clave en la reacción madridista. No jugó en la segunda parte, pero su actuación hace que sus acciones coticen al alza.

Jaycee Carroll (bien, 12): El primer que balón acabó convirtiéndose en triple. La grada se aferraba a su muñeca, pero aunque no fue actor protagonista, sí fue un secundario de lujo formando parte del quinteto (Doncic, él, Taylor, Nocioni y Willy) que logró un espectacular 14-0 al comienzo del segundo periodo.

Jeff Taylor (sobresaliente, 11): Su primera misión fue frenar a un Datome que con su versatilidad estaba haciendo mucho daño. La sacó adelante. A partir de ahí, fue creciendo en cada segundo. En ataque iba dejando destellos hasta que sentenció (prácticamente) con un triple desde la esquina. Antes, tras rebote ofensivo celebró un 2+1 con una rabia que enamoró al Palacio (además de con sus tapones). Fue el mejor de su equipo en el +/-: +15. El especialista defensivo de Pablo Laso ya es nuevo ídolo blanco.

Luka Doncic (notable, 8): El niño prodigio fue recibido con ovación. Y la correspondió con su habitual descaro y desparpajo: pase de fantasía para el mate de Taylor. Dejó varios acciones y crossovers propias del otro lado del Atlántico. Fue perdiendo peso según avanzaban los minutos, pero conviene no olvidarlo, fue el base que metió de nuevo a su equipo en el partido. Como dice Obradovic, parece que tiene 30 años. Pero en realidad son 16...

0 Comentarios

Normas Mostrar