Una Francia al despiste ahonda en la debacle rusa

EUROBASKET | RUSIA 67 - FRANCIA 74

Una Francia al despiste ahonda en la debacle rusa

De Colo, Gobert y Lauvergne demostraron que los galos tienen fondo de armario en un duelo intrascendente. Los de Collet, luces y sombras.

Un partido entre Francia y Rusia evoca a duelo a grande. Sin embargo, el disputado esta noche en un abarrotado Montpellier Arena no pasará a la historia. Es más, podría no haberse ni jugado y no hubiera pasado nada. Cuando ambas selecciones saltaron al parqué ya se conocían los nombres de los cuatro equipos clasificados del Grupo A a octavos; Rusia estaba eliminada. Y ganaran o perdieran, los bleus se jugarían mañana jueves (21:00, Energy) contra Israel el liderato del grupo. Pese a ello, los galos sumaron su cuarto triunfo consecutivo para mantenerse junto a Serbia y Grecia como único equipo invicto. Eso sí, sin brillo (67-74).

Vincent Collet está manejando con precisión de relojero el reparto de minutos en los suyos, cuyo juego no acaba de entusiasmar, generando alguna duda (entre los más agoreros). Para comprobar si esto es algo realmente preparado o por el contrario se trata de algún primer síntoma de preocupación, habrá que esperar a los cruces. Cuando la competición arranque de verdad. A favor de los anfitriones hay que decir que de tres encuentros con final apretado, han sabido sacar todos adelante.

El último fue el de esta noche ante una Rusia que comenzó como un tiro (17-8) merced a los tres triples de un Vitaly Fridzon que querían a toda costa frenar el ridículo que la otrora todopoderosa Rusia ha hecho en este Eurobasket (y ya van dos seguidos). Francia no entraba en el partido al verse superada por la mayor intensidad de los de Pashutin y el marcado reflejaba un preocupante 33-21 para nuestros vecinos del norte. Pero entonces, hicieron acto de aparición De Colo y Rudy Gobert (los mejores franceses hoy junto al gran último cuarto de Lauvergne) para dejar todo por decidir al descanso (36-34).

Tras la reanudación el partido siguió con el mismo anodino ritmo. Parker y compañía jugando con el freno de mano echado y los rusos un quiero y no puedo. Se sucedían los parciales a favor y en contra hasta que Khvostov (el base Nizhny) volvió a repartir otra ronda de asistencias (10 en total) para poner el 61-55 a falta cinco minutos para el sonido de la bocina final. Ya se sabe, el fondo de armario francés es muy variado y casi todo válido. Recuerda a la España de hace unos años atrás. En esas apareció Lauvergne para aliarse con De Colo y dejar el duelo del lado local (que hoy visitantes). Fin de la historia. La época dorada (oro en el Eurobasket 2007, bronce en el de 2011 y otro bronce olímpico en Loncres) de Rusia queda ya lejos sin Kirilenko, Khryapa y David Blatt. Por su parte, Francia nos sigue dejando dudas. Aunque no sabemos si alegrarnos o asustarnos porque, aun jugando al despiste, sigan ganando.

0 Comentarios

Normas Mostrar