Dos tiros libres de White deciden a tres décimas del final

MANRESA 75-TENERIFE 73

Dos tiros libres de White deciden a tres décimas del final

La efectividad manresana desde la línea de 6,75 (12 de 23), con cinco triples de White, y la intimidación de Rizvic (6 tapones) fueron factores claves de un triunfo dramático.

Manresa

La Bruixa D' Or Manresa ya e aleja de la zona de descenso, aunque está a sólo una victoria de ella, tras lograr su segundo triunfo consecutivo ante el Iberostar Tenerife por 75-73 tras un encuentro que se complicó al final para los de Pedro Martínez y que se decidió con dos tiros libres de Dewin White, hoy su mejor hombre con 23 puntos y 5 triples, a tres décimas para el final del choque.

El equipo de Alejandro Martínez sufre así su tercera derrota consecutiva y sólo la aportación de sus hombres interiores, Sekulic, Sikma y Lampropoulos fue destacable aunque la gran actuación del el pívot esloveno del Manresa, Hasan Rizvic (5 puntos, 6 rebotes y 6 tapones) mermó parte de su potencial.

El primer cuarto tuvo un nombre propio en la figura del base manresano Devin White que, con tres triples y 13 puntos neutralizó el dominio interior del Tenerife por medio de Blagota Sekulic y Luke Sikma (6 rebotes ofensivos y 11 puntos entre ambos).

Esto permitió al Bruixa d' Or dominar en el marcador (19-13, min. 7), pero la segunda falta de Roger Grimau descompuso el juego ofensivo local y los tiros libres transformados por Ricardo Úriz y Saúl Blanco equilibraron al final del cuarto (23-21)

Un triple de Blanco dio la primera ventaja a los tinerfeños al comienzo del segundo cuarto (23-26, m.12), pero el alero francés Ben Dewar tomaba el relevo de White desde la línea de 6,75 y con dos triples suyos recuperaba la iniciativa local (37-33) aunque San Miguel recortaba, también con un triple (39-38, min. 19), pero los exteriores manresanos seguían en racha y Dewar, con su tercer triple y White, con el cuarto, ampliaban la ventaja local al descanso (45-38).

Los manresanos seguían en racha aunque los primeros minutos del tercer cuarto fueron de imprecisiones y pérdidas de balones por ambos bandos, pero Sakic se unía al festival de triples locales (48-40, m.34) y un canasta de White daba la máxima ventaja catalana hasta ese momento (50-40, m. 35).

Sekulic anotaba su primera canasta en juego en el minuto 26 y encadenaba una serie de siete puntos consecutivos y metía a su equipo de nuevo en el partido (54-49, min. 28), pero llegaba el décimo triple manresano por medio del lituano Marius Grigonis (59-51) que les permitía algo de tranquilidad para el último cuarto.

La defensa manresana tenía en el pívot esloveno Hasan Rizvic, techo del equipo (2.12 metros) su pieza clave en defensa endosando tapones a sus pares insulares (5 en total) y causando estragos en la zona visitante en el rebote.

Javi Beirán recortaba distancias al inicio del último cuarto (63-56, min. 34), pero la línea de 6,75 era letal para los visitantes y dos triples de White y Sakic daban la máxima ventaja del partido para la Bruixa d' Or (69-58, min. 36, pero una falta antideportiva y buenas acciones del griego Lampropoulos y un tiro libre de Sekulic llevaban a un parcial de 0-8 (69-66) a 2:20 para el final y tras un tiempo muerto del técnico local Pedro Martínez.

Roger Grimau cortaba la racha visitante (71-66) a 1:30 de la conclusión, pero Nico Richotti, hoy muy apagado, y Beirán reducían la distancias al mínimo a sólo 10 segundos para el final y posesión local. Sikma cometía falta sobre Sakic que transformaba los dos tiros (73-70).

Sólo restaban siete segundos y Blanco empataba el partido con un triple (73-73) y ahora restaban seis segundos y White forzaba personal a Richotti con sólo tres décimas para el final y anotaba los dos tiros libres que sentenciaba el triunfo manresano (75-73)

0 Comentarios

Normas Mostrar