Marjanovic y Williams dejan al Valencia sin margen de error

EUROLEAGUE

VALENCIA BASKET 68 - ESTRELLA ROJA 77

Marjanovic y Williams dejan al Valencia sin margen de error

Los taronja caen en casa ante el Estrella Roja y echan por tierra una ocasión fantástica de igualar al Galatasaray, cuarto clasificado del Grupo D.

Valencia

Lo que no puede ser, no puede ser. Y además imposible. Valencia lo puso todo para lograr una victoria que le dejara el Top-16 más cerca que nunca. Pero la fiesta fue serbia en la Fonteta. Estrella Roja es un equipazo con dos cracks, Marjanovic y Williams, y una pléyade de lugartenientes aplicados, que ya está en la siguiente fase y que dará más de un susto a los grandes de Europa en el Top-16. El Valencia se lleva un palo. Pero si gana los dos partidos que restan aun tendrá opciones de meterse entre los mejores. El margen de error es cero.

No fue un partido malo de Valencia Basket. Luchó hasta la extenuación y estuvo cerca de culminar una remontada mágica (con 64-67 a falta de seis minutos, desperdició hasta cinco ataques). Pero pesó demasiado la blandura defensiva durante la primera parte y la losa del rebote le dio demasiadas segundas opciones a los serbios. 25-46 en rebotes y 16 de ellos ofensivos es demasiada ventaja para un equipo con calidad y talento a partes iguales.

Empezó bien Valencia Basket. De entrada llegó a tener ventajas de hasta cinco puntos. Pero pronto la maquinaria de Estrella Roja empezó a generar. Williams demostró tener una mano de seda. Asiste y anota. En el segundo cuarto, cuatro triples lanzaron a su equipo. Pau Ribas, el mejor de los taronja con 10 puntos en este cuarto, se multiplicaba para mitigar en el marcador la ventaja serbia.

Y si el segundo cuarto fue un ‘one on one’ entre Williams y Pau Ribas, en el tercero Marjanovic y Dubljevic se las tenían tiesas en la pintura. El pívot taronja se las ingenió para anotar pero Boby Marjanovic es una montaña… Y lo más importante. Una montaña que se mueve. Nada más comenzar el último cuarto, una canasta del MVP de la Euroliga puso la máxima ventaja serbia (52-64). Otro habría tirado la toalla. No este Valencia, con un Pau Ribas estelar y Lucic, todo casta. Un parcial de 12-3 le hizo creer a Valencia con el 64-67 y una defensa que ahogaba las vías de anotación serbias. Pero desperdició cinco ataques seguidos, incluida una bandeja bajo del aro de Vives. Demasiada ventaja para Estrella Roja que con los secundarios Mitrovic y Blazic mataron todas las esperanzas taronjas y desataron la fiesta en los 150 serbios que estuvieron en La Fonteta.

Comentarios

Comentarios no disponibles