Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

Sin Rose y Pau es más difícil

KINGS 103 - BULLS 88

Sin Rose y Pau es más difícil

Ambos no forzaron y vieron como Sacramento puso fin a la racha de seis victorias seguidas de Chicago como visitante. Butler no pudo con Cousins, Gay y Collison,

Sacramento Kings acabó con la imbatibilidad de Chicago a domicilio. La racha de victorias como visitantes con la que inauguraron el curso se quedó en seis, igual que hicieran los Bulls de Jordan en la 96-97 (la temporada del quinto anillo de Air). ¿Paralelismos? Aún es muy pronto para decirlo, pero para que los de Thibodeau cuenten con opciones reales de título van a necesitar a todos sus efectivos sanos. Los problemas físicos se están cebando con los de Illinois: hoy Derrick Rose y Pau Gasol volvieron a ver el partido desde el banquillo. Como ya sucediera ante los Clippers, unas molestias en el gemelo izquierdo dejaron fuera al español, mientras que en el caso del base una lesión en el tendón de la corva le hicieron perderse su séptimo partido del año (el tercero consecutivo). La liga regular es muy larga y toda precaución es poca para ambas estrellas. Ese es el mensaje que desde la franquicia se quiere enviar.

Sin embargo, no todas fueron malas noticias para Chicago pese a la clara derrota (103-88) ante el equipo de la capital de California. Una noche más, Jimmy Butler (23 puntos y ocho rebotes) volvió a demostrar que nos encontramos ante un jugador diferente, capaz de echarse el peso del equipo sobre sus hombros. Si los visitantes llegaron con vida a los últimos minutos fue, en buena parte, gracias a su descaro. Quien también tuvo una actuación destacada fue Joakim Noah. El francés sostuvo a los suyos con sus 10 puntos, 11 rebotes y seis asistencias, pero la quinta falta que le señalaron a 4:30 para el final del tercer cuarto acabó siendo todo un hándicap: se pasó del 65-59 al 80-68 con el que se clausuró dicho periodo. Ya en el parcial decisivo, su temor a cometer la sexta personal hizo el resto.

Otro que también volvió a acusar estos mismos problemas fue Nikola Mirotic. El ex del Real Madrid se quedó en siete puntos, cinco rebotes y dos tapones en los 18 minutos de los que dispuso, pero cometió la cuarta falta cuando aún restaban 8:50 para llegar al descanso. Señal de que, aunque por buen camino, aún le queda recorrido para completar su adaptación a la NBA.

Y entre personal y personal, Chicago fue oxidando su mirilla. Del 5/9 inicial en triples, pasó a errar los 10 últimos. Circunstancia que fueron aprovechando los Kings de Malone para ir llevándose el encuentro a su terreno. DeMarcus Cousins (otro que también suele tener problemas con el listón de los árbitros) volvió a dominar la pintura a su antojo. 22 puntos y 14 rebotes para el center, quien sumó así su noveno doble-doble de la temporada. Junto a él destacaron un Rudy Gay (20 tantos y siete capturas) que parece otro desde su llegada a Sacramento y Darren Collison. Manejó el ritmo a su antojo: 17 puntos y 12 asistencias con una sola pérdida. Al habitual trío protagonista hay que añadir la labor de un certero Omri Casspi.

Entre todos se las ingeniaron para infrigir a los de Thibodeau en el Sleep Train Arena su primera derrota como visitantes (récord de 4-12 en los últimos 16 años en sus encuentros en Sacramento), primera ante un rival del Oeste y primera en su recién estrenada gira. Próxima parada: esta madrugada en el Moda Center de Portland. The show must go on, ya veremos sin con Pau y con Rose.

Comentarios

Comentarios no disponibles