Harangody mete al Valencia Basket en la pelea por el Top-16

PERFORM

VALENCIA BASKET 79 - LABORAL KUTXA 69

Harangody mete al Valencia Basket en la pelea por el Top-16

Harangody, Van Rossom y Dubljevic lideraron el primer triunfo de los de Perasovic en la presente edición. Shengelia, el mejor en un Laboral Kutxa que suma su segunda derrota.

El Valencia Basket se mete de lleno en la lucha por meterse en el Top-16. Necesitaba una victoria (79-69 ante el Baskonia) para estar en la pelea numérica pero, sobre todo, para creer en que al menos es uno de los cuatro mejores de este duro grupo de Euroliga. Le costó coger el hilo al duelo pero mediado el segundo cuarto cogió el mando del partido para no dejarlo más. Harangody dio un recital de tiro. Poco ortodoxo pero efectivo (5 de 7 en triples y 26 de valoración). Y Van Rossom fue la extensión de Perasovic en la pista. En el Laboral Kutxa, Heurtel empezó bien se fue difuminando a la vez que crecía Van Rossom, hasta dejar a Shengelia sólo ante el peligro.

Valencia Basket pareció salir atenazado, como si los descalabros de Belgrado y Madrid, aún pesaran en su subconsciente. Heurtel enseguida olió la sangre y Laboral Kutxa aprovechó para coger sus primeras ventajas. Dos triples de Tillie y Vujacic unidos a una canasta de Hamilton puso la máxima brecha (11-22) en el primer cuarto. A base de más corazón que cabeza, Valencia logró dejar la desventaja en asumible al final del primer cuarto con dos sufridas canastas de Ribas y Loncar (15-22).

Nada más comenzar el segundo cuarto, la pareja Bertans-Shengelia puso la directa. Tanto que se llegó a temer por una nueva derrota abultada en La Fonteta. Laboral Kutxa encontraba las grietas en la defensa de Perasovic y a los taronja parecían cortacircuitados. Sin embargo, con 22-32 en el electrónico (min. 14), Pau Ribas irrumpió como un vendaval en el euroduelo de españoles. Una canasta y un triple levantó la moral de su tropa. Tanto que encadenó un parcial de 16-4 hasta el descanso, para acabar por delante (38-36). Todo lo que antes caía en manos de los vascos, ahora era para los valencianos. Todo lo que antes daba en el aro y salía hacia fuera, ahora entraba.

Eso fue solo el preámbulo del tercer cuarto, el mejor que ha cuajado Valencia Basket en toda la Euroliga. Dubljevic, Ribas, Van Rossom y Harangody se sucedían en el liderazgo del equipo. Tanto que actores secundarios como Loncar y Guillem Vives se sumaron a la fiesta. La buena selección de tiro y el acierto lanzaron en el marcador a los taronja. El atlético georgiano Shengelia, formado en Valencia, no daba abasto para evitar que Valencia Basket rompiera el partido. Los taronja acabaron el tercer cuarto con la máxima ventaja (65-56).

Y si el tercer cuarto fue una oda al basket de ataque, el cuarto fue a la defensa. Los taronja empezaron atascados y Laboral Kutxa solo anotaban desde el tiro libre. Entonces apareció Harangody. Para esto se le fichó. Dos triples, acompañados de una penetración de Van Rossom en la misma jugada, fue suficiente para romper el duelo (73-63, min. 34). Desde ahí hasta el final cada canasta fue un dolor de muelas para los dos. Y el Valencia salió ganador de ese atasco.

Comentarios

Comentarios no disponibles