Temas del día

Ridículo y pitada al Baskonia ante un bravo Guipuzkoa

LABORAL KUTXA 66 - GUIPUZKOA BASKET 72

Ridículo y pitada al Baskonia ante un bravo Guipuzkoa

Los visitantes mantienen vivas sus aspiraciones de jugar los playoffs después de vencer en un derbi vasco que llegaron a dominar por más de 20 puntos.

Vitoria

Gipuzkoa Basket mantiene vivas sus aspiraciones de jugar los playoffs de la Liga Endesa después de vencer al Laboral Kutxa en el derbi vasco (66-72) en un partido en el que a pesar de que llegaron a ganar de más de 20 puntos tuvieron que sufrir hasta el último segundo para conseguir el triunfo.

Los de Sito Alonso salieron mucho más metidos en el juego que sus vecinos y así se lo hicieron pagar en el marcador. A los diez minutos ya ganaban de 14 (7-21), pero es que en ese primer cuarto, los gipuzcoanos ya endosaron un parcial a los vitorianos de 0-15, con el que se pasó del 3-2 inicial al 3-17.

Mejores en ambas zonas durante toda la primera parte, los gipuzcoanos llegaron a obtener ventajas de hasta 26 puntos (10-36, min.15) merced a una canasta de Will Hanley. Y es ese tramo del partido fue un recital del ala-pívot de Connecticut, que hizo 17 de esos 36 puntos. Una cifra que por sí sola ya suponía su tope en la ACB (el anterior era de 11 puntos, este mismo año ante Real Madrid e Iberostar Tenerife). Ya no anotaría más el interior en todo el partido, pero acabó con unos buenos 17 puntos y 9 rebotes.

Con esa máxima ventaja, el equipo de Scariolo empezó una tímida reacción que le llevó a reducir la ventaja hasta los 19 puntos en contra con los que llegó al descanso. En esos minutos, solo gracias a la labor de Tibor Pleiss (7 puntos, 10 rebotes y 15 de valoración) y al desacierto y precipitación en el tiro exterior de los de Alonso, consiguió Laboral Kutxa no acabar de despegarse en el marcador.

Tras el descanso, aunque le costó, Baskonia reaccionó. Después de que los guipuzcoanos volvieran a los 20 de ventaja (27-47, min.23) los exteriores del equipo de Scariolo tomaron las riendas del equipo. Con su acierto en el tiro y la defensa a toda cancha que sus características físicas les permitían hacer, bajaron la ventaja a menos de diez puntos por primera vez desde el primer cuarto (40-49, min.29).

Una labor empezada por por Nocioni y San Emeterio (23 puntos entre ambos)al inicio y continuada por Fabien Causeur y sobre todo por Thomas Heurtel, el mejor de los locales con 18 puntos y 5 rebotes. Incluso Poeta, uno de los jugadores más cuestionados, aportó durante la remontada con su garra en defensa.

Pero para todos ellos tuvo respuesta Javi Salgado. El base español acaparó todos los minutos en su posición debido a la baja de Raulzinho Neto y fue el artífice de que no se le escapara la victoria a los suyos. Con 20 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias fue el mejor del partido, tanto por los números como por lo trascendental de sus acciones.

Y es que en el último cuarto, en plena remontada baskonista, Salgado anotó tres triples fundamentales cuando los locales se iban acercando a las mínimas ventajas dentro de la remontada. Desde más allá de la línea, Salgado convirtió el 47-57 en 47-57; el 52-57 en 52-60 y el 56-60 en un 56-63 que fue el inicio del final del partido.

Laboral Kutxa dio un último empujón que llevó al partido a un carrusel final de tiros libres en el que a los visitantes no les tembló el pulso para llevarse su victoria número 15 de la temporada. Un triunfo que parecía que iba a ser un paseo pero que acabó en sufrimiento. Un mal rato que se puede convertir en muy dulce si en las tres jornadas que quedan consiguen los de Sito Alonso alcanzar los playoffs. Laboral Kutxa, por su parte, se aleja de la sexta plaza y no podrá descuidarse si no quiere quedarse fuera de la lucha por el título.

Comentarios

Comentarios no disponibles