Temas del día

El Madrid roza en Toronto una machada clandestina

Amistoso | Toronto 102-Real Madrid 95

El Madrid roza en Toronto una machada clandestina

El Madrid roza en Toronto una machada clandestina

El Real Madrid cerró en Toronto su gira por Norteamérica. Un 'tour' poco mediático, sin ninguna televisión que diera los partidos en España, pero que ha dejado buenas sensaciones en lo deportivo. Los Raptors impusieron su superioridad física, pero los de Laso tuvieron opciones hasta el final.

El Madrid cerró ante los Raptors la primera gira de su historia por Norteamérica­. Y lo hizo casi en la clandestinidad, sin que ninguno de los dos partidos se ofrecieran en televisiones españolas, aunque el último, en Toronto, sí contó con cobertura en Canadá y se pudo ver en internet. Una gira que no deja lesionados a dos días del inicio de la Euroliga y en la que el Madrid ha mostrado una buena imagen en la cancha.

Dio la cara el sábado en Memphis (105-93) y se acercó un poquito más a la victoria ante los Raptors (102-95). Pese a la estrechez del marcador­, el equipo de Calderón no cedió el control. Toronto­ sumaba apenas cuatro o cinco entrenamientos de pretemporada­, pero su superioridad atlética fue incontestable. Tras un espectacular arranque blanco (10-20 con mejoría de Begic), el despliegue físico de Amir Johnson­ puso las cosas en su sitio para los NBA con un parcial de 19-2 (29-22).

El giro de tuerca en defensa ahogó al Madrid, que acusó dos claras desventajas. La velocidad es uno de sus puntos fuertes, pero esa virtud no cuenta frente a rivales NBA, siempre mejores en el despliegue físico. El segundo obstáculo­: el triple frontal se encuentra medio metro más lejos. Y los de Laso son un equipo de perímetro. De cada diez lanzamientos a canasta cuatro o cinco son de tres puntos. Esta vez tiró 28 veces con un porcentaje aceptable (35%, aunque lejos del fantástico 49% de la Liga). Eso, unido a los 15 tiros libres errados, resultó un muro insalvable.

El Madrid se puso arriba de nuevo en el tercer cuarto (69-71), con Pocius brillante (15 puntos), el mejor junto a Mirotic (algo fallón en el tiro, pero... 17 y 12 rebotes) y Llull (8 asistencias). A nueve minutos del bocinazo, el Real aguantaban (80-79). Dos triples del novato Ross y las canastas de Lucas anticiparon el desenlace. También ayudó un arbitraje quisquilloso con los visitantes, acostumbrados a otras normas. Los Raptors gobernaron el duelo, aunque resultaron más sólidos con los suplentes.