"No aceptaremos nunca la medalla"

Doug Collins

"No aceptaremos nunca la medalla"

En la reunión pública que los jugadores olímpicos de EE UU en 1972 han mantenido ahora en Kentucky­, usted, Doug, fue el 'speaker'. ¿Cómo se ven las cosas 40 años después de Múnich?

Hay un vacío. Hemos pasado mucho tiempo sintiendo que fuimos robados y que en aquella final pasaron demasiadas cosas raras. Las opiniones oscilan con las emociones y los años, pero como equipo nunca aceptaremos esa medalla de plata. El sentimiento es que ganamos el oro y de un modo extraño fuimos despojados.

¿Recuerda sus dos tiros libres que valieron el 50-49?

Toda mi vida los recuerdo. Los tiré con el corazón, por mis compañeros y por mi entrenador, Coach Iba, que dijo que los tirara mientras pudiera andar ¿Puede imaginar lo que esos tiros libres hubieran significado si ganamos por 50-49? El partido que más quisiera repetir de todos los que he jugado en mi vida es esa final de Múnich.

Los equipos de EE UU campeones olímpicos en Pekín y Londres les ofrecieron públicamente sus medallas de oro

He hablado mucho con nuestros jugadores. Y les insistí en lo rápido que van las cosas en días así. En una final, todo puede cambiar de un momento a otro. Una ventaja, la que sea, no se puede dejar escapar: hazla valer, hazte valer.