Las isleñas se diluyen ante el rodillo rumano

EUROCUP | TARGOVISTE 80 - GRAN CANARIA 55

Las isleñas se diluyen ante el rodillo rumano

El equipo canario apelará a la épica para tratar de remontar la eliminatoria en casa.

El Gran Canaria 2014 La Caja de Canarias sufrió un duro correctivo en tierras rumanas ante el Municipal Targoviste (80-55) en el encuentro de ida de los octavos de final de la Eurocopa.

El acierto de la ala-pívot alemana Linda Fröhlich, quien acabó el choque con 30 puntos y un inmaculado 7/7 en triples, conjugado con los 26 puntos de la israelí Shay Doron, acabaron por diluir la resistencia amarilla.

Sólo la polivalencia de la dupla Sánchez-Zlatanova (30 puntos entre las dos) y el oficio de Henry en la zona (10 y 8 rebotes), permitieron maquillar las diferencias.

Y eso que el partido empezó con dominio de las isleñas (3-10), merced al vertiginoso ritmo impuesto por la interior Jaklin Zlatanova, que en los primeros cinco minutos ya firmaba sobre el parqué sus primeros ocho puntos.

Un espejismo que se difuminó a la conclusión del primer cuarto, después de que el perímetro cárpato empezara a carburar (20-17).

Un inesperado parcial de 13-3 en el segundo periodo obligó al técnico grancanario, Domingo Díaz, a pedir un tiempo muerto para frenar la derrama.

Pero la sequía continuó. Y tras recibir el preparador isleño una falta técnica, la nave grancanaria siguió naufragando.

La particular exhibición de Fröhlich desde la línea de 6,25 se hizo más que palpable en el tercer cuarto, cuando su muñeca agigantó aún más las diferencias, rozando incluso los 40 puntos (70-31 a dos minutos de concluir el tercer asalto).

Al final, la ayuda de Markotenko y el tibio despertar de Henry permitieron minimizar las heridas a un Gran Canaria que, una vez más, apelará a la épica para tratar de remontar la eliminatoria en casa.